Más noticias

Masiva presencia para matricular a aplazados

La Secretaría de Educación programó para esta semana la matrícula de alumnos reprobados para el programa Todos Podemos Avanzar.

Los colegios seleccionados para dar clases durante dos meses a los reprobados estuvieron abarrotados de padres.
Los colegios seleccionados para dar clases durante dos meses a los reprobados estuvieron abarrotados de padres.

Tegucigalpa, Honduras.

Cientos de padres de familia se sacrificaron ayer para lograr matricular a sus hijos en las “escuelitas” habilitadas para que pasen las clases que reprobaron durante todo el año.

Desde ayer se habilitó el proceso de matrícula para el programa Todos Podemos Avanzar (TPA), también conocido como la “escuelita”. Esa es la instancia donde los alumnos que reprobaron algunas materias tienen la opción de aprobarlas para evitar repetir el año.

Son 54 institutos los que fueron seleccionados como sedes en todo el país para completar el ciclo educativo de estos jóvenes. En algunos centros educativos, los trámites de prematrícula se iniciaron la semana pasada.

En la capital, los colegios habilitados como sedes para el TPA son los institutos Mixto Hibueras, Héctor Pineda Ugarte, Central Vicente Cáceres, Jesús Aguilar Paz, España Jesús Milla Selva, Abelardo Fortín, entre otros públicos y privados.

La Secretaría de Educación aún no tiene la cifra oficial de cuántos alumnos se inscribirán este año en el TPA; no obstante, las proyecciones del Observatorio de Educación Nacional e Internacional de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM) indican que serán más de 90,000 alumnos los reprobados en 2018.

Los primeros dos días de esta semana son para matricular a los alumnos que estudian en la institución sede, los demás días son para inscribir a jóvenes de otros colegios.

Los estudiantes deberán presentarse el sábado a una inducción y las clases comienzan oficialmente el próximo lunes. Para el ministro de Educación, Marcial Solís, dos fenómenos negativos afectaron el año lectivo escolar en este año; uno, las fuertes lluvias que interrumpieron las clases porque varios centros educativos se utilizaron como albergues, especialmente en la zona sur del país. El otro fue la toma de tres institutos en la zona norte del país porque terminaron hasta después las clases por los días que perdieron.

“Estamos recolectando toda la información a través del sistema Sace que tiene que provenir de las 18 Direcciones Departamentales, en este momento las cifras no las tenemos porque los exámenes (recuperación) recién terminaron el viernes”, manifestó Solís. Agregó que en este año se graduaron 90,491 estudiantes que irán a la universidad o a incorporarse a la vida laboral.