Más noticias

María Espinosa es la nueva presidenta de la Asamblea General de la ONU

Las candidatas eran la embajadora ecuatoriana María Espinosa y la embajadora hondureña Lizzy Flores.

En la imagen, la canciller ecuatoriana, María Fernanda Espinosa. EFE/Archivo
En la imagen, la canciller ecuatoriana, María Fernanda Espinosa. EFE/Archivo

Naciones Unidas.

La canciller de Ecuador, María Fernanda Espinosa, se convirtió este martes en la nueva presidenta de la Asamblea General de Naciones Unidas.

Espinosa se enfrentó en una votación a la embajadora de Honduras ante la ONU, Mary Elizabeth Flores.

En una votación secreta, los 193 Estados miembros de la organización decidieron elegir a la ecuatoriana en la Asamblea General durante el 73 periodo anual de sesiones, quien a partir de septiembre, sustituirá al eslovaco Miroslav Lajcak.

Por primera vez una mujer latinoamericana presidirá este órgano, uno de los principales de la ONU y en el que están representados todos los países.

La Presidencia de la Asamblea General corresponde cada año, por turno, a una región determinada y en esta ocasión recae en América Latina y el Caribe, que llegó dividida a la votación y en medio de un choque diplomático entre los dos Estados aspirantes.

Honduras llevaba años trabajando en su candidatura y defiende que Ecuador se había comprometido en 2015 a respaldar sus aspiraciones, algo que niega el Gobierno ecuatoriano.

Por sorpresa, Ecuador propuso el pasado febrero a Espinosa como candidata, una decisión que llevó a Honduras a expresar oficialmente su "malestar y sorpresa" y a pedir que se retirase la postulación de la canciller ecuatoriana.

(Pie de foto: La canciller de Honduras, Lizzy Flores)

En una entrevista con Efe, Espinosa admitió que "quizá el escenario ideal habría sido ir con un solo candidato", pero consideró que eso fue "imposible" al no lograrse un acuerdo en la región para aprobar la candidatura hondureña.

La candidatura de Honduras contaba con el respaldo explícito de varios países latinoamericanos como Colombia o Brasil, mientras que otros como Venezuela han confirmado que votarán por Ecuador.

Tanto Espinosa como Flores se sometieron el pasado mes de mayo al examen de los Estados miembros, en sendos diálogos en los que defendieron sus programas y prioridades.

Para salir elegido, un candidato necesita obtener el respaldo de una mayoría simple de la Asamblea General, donde cada uno de los 193 Estados miembros cuenta con un voto.

El Gobierno hondureño, junto al de Guatemala, fue uno de los pocos que mostró su apoyo al reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel por parte del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, decisión que fue condenada por una resolución de la Asamblea General de Naciones Unidas.

Ello, a priori, pudo restar a Flores apoyos entre los países árabes y dentro del amplio grupo del Movimiento de Países No Alineados.

(Pie de foto: La canciller de Ecuador, María Fernanda Espinosa)