Crean "app" para que padres y maestros estén en sintonía

La aplicación TokApp School está disponible en Android, iPhone y Windows Phone

Además de las tradicionales reuniones es importante que los padres y docentes estén en constante comunicación a través de plataformas tecnológicas.
Además de las tradicionales reuniones es importante que los padres y docentes estén en constante comunicación a través de plataformas tecnológicas.

España.

Hay una nueva aplicación llamada TokApp School, la cual tiene la misma validez legal que un burofax, y que permite a los colegios y profesores comunicarse con padres y alumnos mediante mensajería instantánea, informando en qué fecha y hora el usuario lee el mensaje o comunicado, permitiendo que lo responda solo si el centro o el profesor lo requieren, según sus creadores.

Esta plataforma de comunicación no revela el número de teléfono de sus usuarios, garantiza que las respuestas que se envíen a una notificación solo las lean su emisor y receptor, permite enviar cualquier tipo de archivo como fotografías, vídeos o PDFs y programar su lanzamiento, e informa sobre ofertas del sector educativo, como librerías, logopedas y academias de enseñanza, indican desde la empresa.

“Se trata de una 'app' gratuita para Android, iPhone y Windows Phone, que está disponible, entre otros idiomas, en español, portugués e inglés y ya funciona en Argentina, México y España, y se prevé que pronto comenzará a operar en Uruguay y otros países de América”, indica la representante de la compañía TokApp (www.tokapp.com), con sede en Vigo (Galicia, España).

Origen

Para desarrollarla “hemos analizado la comunicación de los centros educativos con los estudiantes y padres para mejorarla, detectando una serie de problemas comunes, como la falta de información periódica por parte de los colegios hacia los padres sobre los progresos académicos de sus hijos”, señala Sánchez.

Según Sánchez, “muchos centros comunican a los padres sobre los resultados académicos de los alumnos a través de reuniones trimestrales, en lugar de hacerlo regularmente”, y para solucionarlo sugiere evaluar al alumno, “como mínimo, una vez al mes”, en lo que respecta a los conocimientos adquiridos y su actitud hacia lo aprendido.

También dicen haber detectado, tras unas encuestas realizadas por la empresa, que los centros educativos suelen enviar informaciones “generalizadas, masivas y sin filtros, sin distinguir las relevantes de las que no lo son, haciendo que, a veces, las urgentes se pierdan entre el montón de emails o circulares”, ante lo cual aconseja priorizar lo esencial y reducir lo secundario, “para no distraer la atención de los padres”.

Otra deficiencia comunicativa detectada por los estudios de TokApp, es que, “en ocasiones, los centros no tienen la seguridad de que los comunicados (circulares, notas de papel, emails, sms) que han emitido hayan sido recibidos por el destinatario, lo que afecta a padres y alumnos y repercute en los propios centros”, añade.

Para solventar este problema, Sánchez recomienda usar mecanismos tecnológicos que validen la recepción de dichas informaciones, como las plataformas de mensajería instantánea que solicitan confirmación de recepción o respuesta.

También han descubierto que, a pesar de que pueden surgir imprevistos de última hora o de disponer de tiempo suficiente, a veces se emiten comunicados que no dejan margen de actuación a los padres o alumnos.

Información, ¡Fluida, eficaz y a tiempo!

“Es imprescindible que padres y alumnos dispongan de la información con suficiente antelación para poder gestionarla, por ejemplo, las peticiones de material escolar, las convocatorias de reuniones o solicitudes de pagos”, explica.

“Otro de los problemas identificados en la comunicación entre las escuelas y las familias, es que muchas propuestas de mejora y reclamaciones que reciben los centros llegan a sus superiores, pero en ocasiones no pueden solventarlas, por falta de inversión económica o por no adecuarse a la política de la institución”, indica Sánchez.

“En todo caso se debe informar de ello para no crear incertidumbre y mostrar atención y respeto hacia los solicitantes”, señalan desde TokApp.

“Otro problema frecuente con el que nos hemos encontrado en los estudios previos son los grupos de padres que utilizan las ‘app’ de mensajería instantánea convencionales, en las que no existe una privacidad completa o no se establece una comunicación eficiente con el centro, ya que se acaba hablando de temas no relacionados con la educación de sus hijos”, de acuerdo a Susette Sánchez.

“Este problema y los anteriores pueden solucionarse con un mejor conocimiento de los avances en las tecnologías”, según la compañía viguesa.

Asimismo Sánchez proporciona unos consejos prácticos generales destinados a mejorar la comunicación familia-escuela:

“Los centros educativos deberían facilitar herramientas de comunicación a sus docentes y empleados administrativos para que su trabajo se simplifique y se agilice, y los profesores deberían mantener una comunicación fluida y personalizada y una buena relación con sus alumnos y padres, para mejorar el rendimiento académico y crear un mejor entorno de trabajo y estudio”, indica.

Sánchez, tras el sondeo realizado por su empresa, aconseja a los padres “participar de forma activa en la educación de sus hijos en vez de limitarse simplemente a recibir información del centro o ser meros espectadores, y a los alumnos estar siempre informados y comunicados sobre lo que ocurre en su clase o centro para poder sacar el máximo provecho de sus estudios”.

La Prensa