Ciudad de México.

El canto de Constanza Creel en el panteón donde descansan los restos de su mamá fue una muestra de amor eterno a Edith González en su tercer aniversario luctuoso.

La hija de la actriz y Santiago Creel, de 17 años, estuvo en Gayoso Parque Memorial para acompañar a su mamá en esta fecha.

Fue su tío Víctor González, quien llevó a la joven a visitar la tumba de la protagonista de Corazón Salvaje.

En esta ocasión no hubo lágrimas, pero sí mucho amor. ”El lunes fue el día del aniversario y fuimos al panteón, ella le estuvo cantando como por una hora. Llevó su guitarra”, afirmó González.

Edith perdió la batalla contra el cáncer el 13 de junio de 2019 cuando su hija tenía 14 años.

”Ella está triste, pero tranquila. Hay sentimientos encontrados”, indicó.

”Le estuvo cantando un repertorio en inglés, lo que le gusta a ella y lo que le gustaba a mi hermana y algunas canciones que le interpretó cuando falleció. Nada más le cantó con mucho sentimiento, emoción y solemnidad”.

Un día antes del deceso de Edith, Constanza y su prima Frida Ukume le regalaron una serenata a la actriz. La despidieron con música.

El lunes le volvió a regalar una serenata por su aniversario luctuoso.

Y se ofreció una misa en memoria de la actriz en la Parroquia San Ignacio de Loyola a la que asistieron su hija Constanza, Santiago Creel, también el viudo de Edith, Lorenzo Lazo, y su hermano Víctor, entre otros familiares y amigos.

La familia de la artista planea abrir la Fundación Edith González Fuentes próximamente para ofrecer ayuda a mujeres que padecen cáncer de ovario, el cual tuvo la actriz.