25/05/2024
12:10 PM

Shiloh, la presa deseada

Atrincherados en la puerta de la mansión de Brad Pitt y Angelina Jolie, frente al Pacífico de California, varios paparazzi, cámara en mano, fuman un cigarrillo tras otro mientras esperan hambrientos conseguir la primera foto de Shiloh, recién llegada de África.

Atrincherados en la puerta de la mansión de Brad Pitt y Angelina Jolie, frente al Pacífico de California, varios paparazzi, cámara en mano, fuman un cigarrillo tras otro mientras esperan hambrientos conseguir la primera foto de Shiloh, recién llegada de África.

“Sería estupendo que Angelina saliera ahora y nos invitara a pasar al jardín para dejarnos tomar unas fotos, si es posible con ella en traje de baño”, bromea uno de los cazadores de imágenes cerca de la lujosa casa con ventanales al océano, que desde el fin de semana ocupan los actores en Malibú, a 40 kilómetros de Los Ángeles.

Shiloh Nouvel Jolie-Pitt, primera hija biológica de Pitt y Jolie, nació el pasado 27 de mayo en una clínica en Namibia, donde sus padres dejaron que una agencia la fotografiara.

Las exclusivas fueron vendidas a dos importantes publicaciones especializadas en ricos y famosos, que pagaron en total casi 10 millones de dólares, destinados a obras de caridad.

Aún así, la prensa rosa está lejos de conformarse y el hambre por imágenes de la recién nacida ha llevado a los paparazzi a acampar desde hace cuatro días sobre la ruta que atraviesa el balneario de Malibú, donde las grandes estrellas tienen espectaculares moradas.

“No vine a este país para ganar 300 dólares al día, sino 15 mil dólares por semana”, dice ufano un fotógrafo británico, ex detective privado, mientras conversa con AFP desde el capó de su flamante Mercedes deportivo descapotable.

Al igual que sus colegas, este cazador de exclusivas no desea dar su nombre.

La región de Los Ángeles es el paraíso de los paparazzi y aunque la competencia es feroz, por algunas fotos pueden conseguir pagos astronómicos.

“Hay tiburones como yo, luego peces pequeños y también hay algunas algas, como ese tipo que está allá”, dice señalando un vehículo 4x4 donde, a través de la ventana, se ve una mano en pose amenazante.

“Hay unos dientes que van a volar”, advierte el británico.

En California, numerosas estrellas se han quejado de la agresividad de los paparazzi e incluso Arnold Schwarzenegger apoyó abiertamente una ley que entró en vigor en enero.

Dato

En 2005, actrices como Reese Witherspoon, Lindsay Lohan y Scarlett Johansson fueron citadas por incidentes con fotógrafos.