San Pedro Sula, Honduras.

La noche del viernes 12 de agosto, la cantante chilena Myriam Hernández demostró a los hondureños el por qué es una de las voces femeninas más admiradas de la música latina.

La chilena interpretó, por casi dos horas, las maravillosas melodías que la llevaron al estrellato y las más nuevas que la mantienen como una de las favoritas de la balada romántica.

El salón Napoleón del Centro de Convenciones del hotel Copantl se llenó a totalidad para disfrutar de Myriam, ahí la también compositora cantó a todo pulmón temas como “El hombre que yo amor”, “Herida”, “Huele a peligro”, “Se fue”, “Peligroso amor”, “Tonto”, temas que causaron euforia entre los asistentes, y otros más recientes de su nueva producción “Sinergia”.

Fans de todas partes del país llegaron para demostrar su admiración a “La baladista de América”. Y ella en respuesta se entregó por completo a ellos, en cada canción y mostrándose muy atenta con cada obsequio que recibió por parte de los catrachos. Al finalizar el evento entregó rosas blancas a hombres y mujeres que se acercaron a la tarima.

Hernández posa con una bandera de Honduras obsequiada por la sampedrana Liliam Bonel.
“Las loquillas de Myriam” es como se hace llamar este grupo que llegó desde Las Vegas, Santa Bárbara, Comayagua, Colón y San Pedro Sula con esta pancarta y un regalo para la chilena.