Estados Unidos.

Hailey Bieber ha vuelto a negar rotundamente que esté esperando su primer retoño con Justin Bieber después de que los rumores sobre un posible embarazo comenzaran a circular tras su paso por la alfombra roja de los Grammy, celebrada el domingo pasado en el MGM Grand Garden Arena de Las Vegas.

La modelo, de 25 años, asistió a la ceremonia acompañando a su esposo, de 28, y eligió para la ocasión un vestido largo de color blanco.

La prenda de escote palabra de honor se ajustaba a la altura de pecho y resultaba más holgada a lo largo del cuerpo, lo cual resultó suficiente para que muchos dieran por sentado que estaba tratando de ocultar un pequeño ‘baby bump’ con su atuendo.

Las especulaciones en torno a un posible embarazo ganaron fuerza por una publicación de la propia modelo en Instagram, en la que aparece besando a su esposo y que acompañó del mensaje: “Tan orgullosa de ti y del álbum ‘Justice’. ¡Qué año tan increíble ha sido! Mucho que celebrar”.

Hailey lució este vestido con el que se le notaba una incipiente pancita, sin embargo, la joven dijo que no está esperando un bebé.

El portal Radar Online, por ejemplo, compartió en su cuenta de Instagram una instantánea de la pareja para lanzar la pregunta: “¿Un pequeño #Belieber está en camino?”. Sin embargo, Hailey no ha tardado en responder a la publicación haciendo gala de la mordacidad que la caracteriza en este tipo de situación: “No estoy embarazada, déjenme en paz”.

Hailey ya ha hablado anteriormente de la presión que soportan las parejas, en especial las mujeres, cuando se casan.

“Todo el mundo asume siempre que primero viene el noviazgo, luego el matrimonio, y después el bebé. Creo que yo misma tenía arraigada la idea en mi cabeza de que iba a querer tener hijos muy pronto y siendo muy joven. Luego cumplí los 25 y me dije: ¡si todavía soy súper, súper joven!”, explicó en febrero en una entrevista a The Wall Street Journal.

Asimismo, la modelo afirmó que, aunque todavía no está preparada para tener hijos, sí forma parte de sus planes a largo plazo y cree que empezará a intentarlo “en los próximos dos años”.