México.

En medio del escándalo por la relación de su esposo, Emiliano Salinas, Ludwika Paleta envió un contundente mensaje para defenderlo.

Salinas, hijo del expresidente mexicano Carlos Salinas de Gortari, fue señalado por la fiscal estadounidense de se co-conspirador de la secta sexual Nxivm, cuyo líder Keith Raniere, es acusado de tráfico sexual, esclavitud, trabajo forzado y privación de la libertad.

Después que el empresario negara estas acusaciones, Ludwika compartió un mensaje en si Instagram en muestra de apoyo.

'¿Tú cuidas lo que comes? Ok… entonces cuida lo que lees, lo que comes, lo que dices, ¿no crees? #cuestiona, #pregunta, dale el beneficio de la duda a TODO lo que lees', expresó en la sección de Stories.

MIRA: Emiliano Salinas, hijo de expresidente Carlos Salinas y marido de Ludwika Paleta, vinculado a secta sexual Nxivm

La publicación fue interpretada como la defensa de su marido Emiliano, quien emitió un comunicado luego de que su nombre fuera mencionado en el juicio contra Raniere y la secta Nxivm:

'Durante el periodo de mi asociación comercial con la empresa NXIVM, jamás participé o estuve involucrado de forma alguna con DOS y, como se ha revelado en la propia cobertura del caso, sus integrantes siempre negaron la existencia de las prácticas que hoy se conocen sobre el grupo. Cuando a principios de 2018 una conocida involucrada en DOS decidió relatarme sus experiencias, renuncié y corté de manera inmediata cualquier tipo de contacto con NXIVM; esto con una profunda consternación por las atrocidades que escuché'.

Salinas fue uno de los principales impulsores del grupo Nxivm en México, a través de la apertura, en 2007, del primer centro en el país que ofrecía programas de Éxito Ejecutivo (PEE y ESP por sus siglas en inglés) para empresarios y líderes.

El marido de Ludwika fue miembro del consejo y copropietario de ESP (Executive Success Programs) en México.

ADEMÁS: Ellen DeGeneres confiesa que fue abusada por su padrastro

En 2017 una investigación de The New York Times reveló la red de explotación sexual que operaba Raniere en Nxivm.

Además de Salinas, otros mexicanos ha sido relacionados con el caso, como las hermanas Jimena, Carola y Loreta Garza Dávila también formaban parte de la organización, así como Rosa Laura Junco de la Vega, hija del principal accionista de Grupo Reforma.