San Pedro Sula, Honduras. “Woo, una abogada extraordinaria” es uno de los nuevos K-Dramas que está arrasando en Netflix. Esta producción surcoreana se centra en el personaje de Woo Young-woo (Park Eun-bin), una joven con trastorno del espectro autista (TEA) que se enfrenta a varios desafíos después de empezar a ejercer en un despacho de abogados.

La serie se estrenó el pasado 13 de julio, y desde entonces se ha convertido en una de las favoritas de los suscriptores de la plataforma.

Actualmente está en el top 10 de las series más populares en Honduras, y de acuerdo con datos del sitio www.top10.netflix.com, es la segunda serie de habla no inglesa, por detrás de la producción española “Alba”, más vista en la plataforma desde el 18 al 24 de julio. “Woo, una abogada extraordinaria” también se encuentra en el Top 10 de Netflix, en la sección de TV, en 35 países.

Y así, existe una variedad de títulos provenientes de Corea del Sur que han sido un “boom” a nivel mundial. Entre ellos destacan algunos clásicos como “Boys Over Flowers” y otros más recientes como “La casa de papel: Corea” o “El juego del calamar”. Esta última fue un fenómeno internacional en 2021, tanto es así que su creador, Hwang Dong-hyuk, y Netflix, confirmaron que ya están trabajando en la segunda temporada.

“Deseos VIP”: El 15 de julio se estrenó “Deseos VIP”, que cuenta la historia de una mujer que planea una venganza contra la amante de su exesposo.

Furor en occidente

Ante el éxito de estas producciones, muchos se preguntan, ¿cuál es el secreto de estos? Su aceptación es tan grande que trasciende fronteras. Mayra Castillo de Pérez, docente y periodista hondureña experta en el tema, indica algunas de las razones por las que estas historias atraen a tanto público en países de occidente. “Una de las razones de este auge es la necesidad de consumir otro tipo de contenidos.

En occidente estamos muy acostumbrados a las telenovelas venezolanas, mexicanas y colombianas, y vemos que los temas casi siempre son sobre lo mismo: sexo y narcotráfico. La gente necesita salir de esto y disfrutar algo diferente. Y es esa diferencia la que ha llamado la atención de los espectadores”, expresa.

“A diferencia de las telenovelas, que se alargan por mucho tiempo, los K-Dramas solo tienen entre 16 a 24 capítulos, y esto los vuelve más fácil de consumir”.

“La casa de papel: Corea”, es la nueva versión coreana de la exitosa serie española

Plataformas “streaming” impulsan su crecimiento

Oh Jihoon, director del Centro Cultural Coreano en España y YoonKyung Bae, responsable de cine y literatura de dicha institución, coinciden en que la ola coreana, conocida como “Hallyu”, se ha expandido en los últimos años favoreciendo grandemente la economía de Corea del Sur.

“Esta ola comenzó a llegar al mundo con el cine, las series coreanas y se ha ido expandiendo con K-Pop, juegos online, música clásica o cocina, entre otros. El Gobierno coreano considera que la industria del entretenimiento y los medios de comunicación es un motor clave para la futura economía nacional”.

“Además, el impulso de la industria cinematográfica de Corea del Sur se ha visto favorecido por el apoyo de plataformas como Netflix. Entre 2015 y 2020, Netflix gastó 700 millones de dólares en películas y series de televisión de Corea del Sur y planeaba invertir otros 590 millones solo en 2021. Corea hace uso de una gran infraestructura de TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) en sus programas culturales”, analizan.

“Boys Over Flowers”: Es una de las series más exitosas. Pese a haberse estrenado hace 13 años, mantiene su popularidad en Netflix.