26/05/2024
02:31 PM

Le amputan una pierna a Jamie Spears, padre de Britney

El medio TMZ asegura que, tras cinco operaciones infructuosas para contener el avance de la infección, los médicos del padre de Britney Spears habrían optado por una drástica decisión

Madrid, España.

El padre de la cantante Britney Spears, Jamie Spears, habría sufrido la amputación de una pierna en el transcurso de su actual estancia hospitalaria.

Fue a principios del pasado mes octubre cuando trascendió la noticia de su ingreso urgente, resultado de una infección bacteriana que se habría extendido con rapidez en las últimas semanas.

Según el portal de noticias TMZ, los médicos que asisten al progenitor de la diva no habrían tenido más remedio que recurrir a una medida drástica para detener el avance y la intensidad de la infección, tras cinco operaciones infructuosas.

No está bien. La infección de su pierna era masiva. Se sometió a cinco intervenciones para contenerla, sin éxito. Sus doctores decidieron que la única forma de proceder era con la amputación”, explica un informante.

LEA: Vanessa Hudgens y Cole Tucker se casan en México

La salud de Jamie Spears ya era delicada desde el pasado verano, cuando ingresó voluntariamente en una clínica de rehabilitación en Luisiana, donde vive con su hija pequeña, Jamie Lynn Spears, para lidiar con su conocido problema de alcoholismo.

Según fuentes de su entorno, a sus contratiempos físicos se une desde hace años una notable merma en su estado anímico.

La causa: la guerra mediática y judicial que libra con su famosa hija, quien le acusa de haber cometido numerosas irregularidades en la gestión de la tutela judicial que pesó sobre la artista durante más de una década.

“Ha tenido muchos achaques, y a eso hay que sumar el torrente de críticas que ha recibido por la forma en que dirigió la tutela... Y Jamie piensa que todo es terriblemente injusto”, ha señalado un confidente a mismo medio.

A lo largo de este año, Britney Spears ha protagonizado sorprendentes reconciliaciones con varios miembros de su familia más inmediata, pero no con Jamie Spears.

Tras criticarles con ferocidad en las redes sociales por el papel que jugaron en la mencionada tutela, la princesa del pop reveló a sus seguidores que había mantenido un encuentro muy conciliador con su madre, Lynne.

Posteriormente, Britney Spears visitó a su hermana Jamie Lynn, quien había escrito un libro de memorias que enfureció a la cantante, para limar asperezas y recuperar la confianza perdida.

El pasado fin de semana, la artista y los suyos volvieron a escenificar la etapa tan ilusionante en la que se encuentra ahora su relación.

Britney organizó una multitudinaria fiesta para celebrar de antemano su 42 cumpleaños. En las escasas fotos que han trascendido del evento, queda patente la presencia de la citada Lynne y también la del hermano mayor de la intérprete, Bryan Spears, con el que la cantante mantuvo una sonada disputa hace sólo un año.

Estar juntos y celebrar el cumpleaños fue un momento genial para la familia”, señalaba un informante a la revista People sobre lo significativo de ese reencuentro.

Una semana antes, la cantante había sorprendido a sus propios fans al compartir una foto inédita en la que posaba junto a su hermano.

Así, la diva quiso felicitarle públicamente por su 46 cumpleaños y, de paso, confirmar el fin definitivo de las hostilidades.

La relación de Bryan y Britney se enfrió notablemente durante su ya extinta relación laboral. Y sobre todo, cuando éste fue nombrado tutor legal de Britney junto con su padre Jamie.

La artista, que no invitó a su hermano a su boda del año pasado con su ya exmarido Sam Asghari, cargó duramente contra Bryan Spears en su perfil de Instagram, ya que éste había concedido una entrevista en la que cuestionaba la salud mental de Britney y lo oportuno de la revocación de ese instrumento legal de protección.