EUA. Ireland, hija del actor Alec Baldwin, compartió en redes sociales su propia experiencia con el aborto, luego de la decisión de la Suprema Corte de Estados Unidos sobre el caso Roe v. Wade.

La modelo de 26 años usó TikTok este domingo para contar su historia, en un esfuerzo por ayudar a otras mujeres a sentirse apoyadas, en medio del fallo del viernes, que declaró ilegal el aborto en varios estados del país.

“Solo ahora estoy compartiendo mi historia porque quiero que otras mujeres se sientan apoyadas y amadas, ya sea que quieran compartir su propia historia o no”, dijo Baldwin en la plataforma.

Fui violada cuando era adolescente, estaba completamente inconsciente cuando sucedió, y cambió el resto de mi vida”.

“Nunca le dije a nadie en ese momento, no durante años. La única persona que sabía era una enfermera que me trató poco después. Y ni siquiera le dije a mi propio novio en ese momento. Ni a mis padres. A nadie”.

Mantener ese secreto, dijo Baldwin, le causó mucho daño, tanto a ella como a sus seres queridos. Asimismo, dijo que después de beber, festejar y automedicarse para distraerse del dolor, terminó cayendo en una espiral nociva, manteniendo relaciones y amistades abusivas y tóxicas.

“Ver a tantas otras mujeres valientes compartir sus historias me hizo pensar cómo habría sido mi vida si hubiera quedado embarazada”, se preguntó Baldwin en el video.

“Sí, tengo recursos médicos, dinero y apoyo a los que muchas mujeres no tienen acceso, pero hubiera sido simplemente traumatizante e imposible. Baldwin continuó recordando otro momento en que quedó embarazada y decidió someterse a un aborto.

“Ahora vamos a otro punto de mi vida cuando tenía novio y quedé embarazada. En ese momento, diría que éramos muy infelices juntos. Y dejó en claro que nunca quiso tener hijos ni casarse. Apenas quería tener una relación seria”, recordó la modelo.

“Elegí abortar porque sé exactamente lo que se siente el nacer en un hogar con dos personas que se odian”, puntualizó, refiriéndose al fallido matrimonio entre sus padres, Alec Baldwin y Kim Basinger. “Al final me elegí a mí y me volvería a elegir a mí”.