Ciudad de México.

Fueron escasos segundos de duración los que mostraron una escena romántica durante la segunda boda de Jennifer Lopez y Ben Affleck, celebrada el pasado 20 de agosto frente a un centenar de invitados.

En el clip, publicado el 26 de agosto por el sitio TMZ, se observa a JLo, de 53 años, vestida de novia, cantándole una canción inédita (cuyo posible nombre es “Can’t Get Enough”, según prensa de EU) a su marido, de 50.

La letra menciona frases como “puedo sentir la pasión en tus ojos” y “todavía estoy enamorada de ti”.

Amigos y familiares disfrutaron del íntimo momento de la pareja, conocida como Bennifer, en Savannah, Georgia, una granja que posee el intérprete de Batman en Hampton Island

Sin embargo, el instante, del que después fueron testigos miles de internautas, quedó manchado, pues la cantante mostró su disgusto por esta filtración.

El mensaje que compartió Jennifer López tras la filtración del video de su boda.

”Esto fue grabado sin permiso. Punto. Y quienquiera que lo haya hecho se aprovechó de nuestro momento privado”.

López dijo estar asombrada porque el video se haya hecho público: los invitados firmaron acuerdos de confidencialidad y se les pidió explícitamente que no compartieran nada de la boda; podría haber consecuencias legales para el responsable.

“Esto ha sido robado sin mi consentimiento y vendido por dinero”, escribió la cantante, quien recordó que sus asuntos privados los difunde en su boletín OnTheJLo.

Desde que la pareja retomó su relación, 17 años después de su ruptura oficial, el actor y la cantante han querido, dentro de lo posible, controlar todo lo relacionado con su situación amorosa.

Algo que tiene sentido si se considera que uno de los principales motivos de su anterior ruptura fue por el acoso de los medios, según reveló el ex de Ana de Armas en el podcast Awards Chatter, de The Hollywood Reporter, en 2021.

”Mi relación con Jennifer López resultó ser esa historia sensacionalista en el momento en que ese negocio creció exponencialmente”.

Ahora, de acuerdo con Jennifer López en una entrevista que ofreció a People, son “más mayores, más listos”, y tienen más experiencia para manejar a la prensa.

Han apostado por mostrarse de manera natural frente a los paparazzis, de quienes no van a librarse, pero también son más selectivos con lo que comparten y, sobre todo, con quién.