Ciudad de México.

The Honest Company, la empresa fundada por Jessica Alba en 2011 y que pocos años después fue valuada en mil millones de dólares, está en problemas.

La marca de productos de belleza, maquillaje, higiene y salud con ingredientes naturales, de la cual la actriz hollywoodense también funge como imagen, fue demandada colectivamente por un grupo de accionistas que acusan fraude, según el portal especializado TMZ.

Luego de que los informes financieros de 2020 mostraran ventas espectaculares, Honest lanzó una oferta pública en mayo pasado en la bolsa de valores y los inversionistas adquirieron una participación millonaria.

No obstante, en julio salió a la luz el informe correspondiente al trimestre abril-junio 2021, que indicaba pérdidas por 20 millones de dólares y, peor aún, un desplome de 43 por ciento en el precio de las acciones.

Los inversionistas detectaron una omisión en la información que había difundido Honest para captar capital: durante los primeros meses de la pandemia y hasta que comenzó el plan de vacunación, los consumidores habían comprado grandes cantidades de productos como pañales y toallitas húmedas, entre otros.

Después, las ventas fueron cayendo drásticamente. Los afectados señalan que la compañía lo sabía y que optó por no revelarlo.

Hasta el momento, ni la empresa ni Alba, de raíces mexicanas y protagonista de Machete y Sin City, habían emitido su postura.