El tira y afloja en la política migratoria de Donald Trump

El presidente estadounidense mantiene un frente de guerra abierto y frontal contra los migrantes.Aplica polémicas medidas que incluyen amenazas a otros gobiernos.

Presión. Para evitar aranceles de Trump, el Gobierno de México blindó su frontera sur y norte para detener el flujo migratorio.
Presión. Para evitar aranceles de Trump, el Gobierno de México blindó su frontera sur y norte para detener el flujo migratorio.

Chicago.

Si algo que ha estado bajo escrutinio en los últimos meses son las normas migratorias, que han sufrido cambios, reveses judiciales y ajustes por parte de la Administración de Donald Trump, como no se ha visto en años. A continuación, la principales decisiones, algunas de las cuales han suscitado polémica y debates, y que incluso en ocasiones han llegado a ser demandadas ante tribunales.

1. Fin del Acuerdo Flores. El miércoles, el Gobierno de Trump dio un paso en firme para atajar la llegada de familias indocumentadas, al anunciar una “regla final” destinada a acabar con las regulaciones del Acuerdo Flores, que desde 1997 regía las condiciones de detención de los inmigrantes menores de edad, entre ellas límites a su reclusión, con un máximo de 20 días.

El secretario de Seguridad Nacional en funciones, Kevin McAleenan, explicó en Twitter que la medida “elimina el incentivo que alienta a los traficantes a explotar niños”, después de que agencias como la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas denunciaran el tráfico ilegal de inmigrantes menores de edad.

Las autoridades aseguran que han detectado casos de niños y adolescentes usados por adultos con los que no tenían ninguna relación para entrar sin documentos al país, ya que hasta ahora el cumplimiento del Acuerdo Flores obligaba a agilizar el proceso migratorio o de deportación de las familias.

2. El asilo. Como uno de los mecanismos más usados por los inmigrantes, en su mayoría centroamericanos, el asilo ha acaparado la atención del Gobierno de Trump, que busca restringir la llegada de solicitantes de este amparo, en su mayoría sin documentos, por la frontera con México.

El 15 de julio, anunció que declararía “no aptos” para concederles asilo a los inmigrantes que entren o intenten hacerlo por la frontera sur y que no hayan solicitado antes este beneficio en un “tercer país” por el que hayan transitado en su camino a territorio estadounidense, que puede ser Guatemala o México.

El país ha permitido tradicionalmente que las personas soliciten asilo al llegar a la frontera sin tener en cuenta su ruta.

La nueva exigencia, que fue bloqueada en julio por un juez de San Francisco, ha quedado parcialmente en pie después de que una corte de Apelaciones estableciera que puede aplicarse en algunos distritos de California y Arizona, ambos fronterizos con México, pero no a nivel nacional.

El 29 de julio, el fiscal general, William Barr, determinó que los familiares de una víctima de violencia no pueden optar al asilo como un “grupo social particular”, en alusión a la decisión de la Junta de Apelaciones de Inmigración a favor de un mexicano que se acogió al amparo después de que su padre fuera amenazado por narcotraficantes.

Barr argumentó que “el hecho de que un grupo criminal, como un cártel de drogas, una banda o una fuerza guerrilla, intimiden a un grupo de personas, no convierte de por sí a esaspersonas en un grupo social particular”.

Ciudadanía
Otro de los anuncios tiene que ver con posibles cambios en el examen de ciudadanía, que se empezarían a ensayar a partir del otoño, aunque no se definirá una fecha para su implementación definitiva hasta diciembre de 2020 o comienzos de 2021. El Servicio de Ciudadanía e Inmigración confirmó que está revisando el examen actual, puede incluir cambios en la parte lingüística de la prueba.

3. “Carga pública”. El 12 de agosto, la Administración de Trump presentó una normativa que permitirá rechazar los permisos de residencia permanente o de visas temporales -algunos hablan incluso de la ciudadanía- a los inmigrantes que las autoridades consideren que suponen una “carga pública”.

Bajo esta nueva regla, un inmigrante legal que vive en el país será definido como “carga pública” si recibe “uno o más beneficios públicos designados” durante más de 12 meses en un período de 36 meses. Estos beneficios pueden ser asistencia alimentaria, vales de ayuda de vivienda y programas que subsidian el elevado costo de los medicamentos, entre otros.

4. Amenaza de aranceles. EEUU y México llegaron el 7 de junio a un acuerdo, que puso fin a la amenaza de Washington de imponer aranceles a su vecino a cambio de expandir un programa que obliga a quienes solicitan asilo en el primero esperar en territorio mexicano hasta que se resuelvan sus casos.

Cruzas la frontera, tienes un bebé y felicidades, tu bebé es ahora ciudadano de EEUU… es ridículo.

Donald Trump, Presidente de EEUU

El pacto se ha traducido también en el despliegue de miles efectivos de la nueva Guardia Nacional mexicana en las fronteras sur y norte para controlar el flujo migratorio. El secretario mexicano de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, ha descartado que México se vaya a convertir en un tercer país seguro que tramite el proceso de asilo.

Y el 26 de julio, de forma sorpresiva, EEUU y Guatemala firmaron un acuerdo que obligará a la mayoría de los migrantes que atraviesan el país centroamericano a pedir asilo allí, en vez de en territorio nacional. Según el arreglo, que no menciona el término “tercer país seguro”, los solicitantes de asilo que llegan a EEUU serán devueltos a Guatemala si, en su ruta hacia el norte, han atravesado ese país antes de llegar a suelo nacional.

El ministro de Interior de Guatemala, Enrique Degenhart, ha señalado que el acuerdo solo se aplicará a inmigrantes de nacionalidad salvadoreña y hondureña, y ha insistido en que no serán un “tercer país seguro”.

Opiniones
1-“Trump y sus seguidores racistas no tienen en cuenta que el 80% de los hispanos que viven en EEUU tienen tarjeta de residente, o pueden convertirse en ciudadanos y votar, y que esto puede llegar al 90% si se cuenta a los jóvenes”, dijo el excongresista.

2-En su opinión, Trump “no se da cuenta” que cuando dice que los mexicanos “son asesinos, narcotraficantes y violadores”, toda la comunidad latina se siente atacada.

5. Inversores. El 23 de julio el Gobierno anunció que introducirá cambios a partir del 21 de noviembre en su programa de visado para inversores, conocido como EB-5, entre ellos el primer incremento desde 1990 en el monto de la inversión mínima, que pasó de 1 millón de dólares a 1,8 millones de dólares.

La inversión en las zonas de poco empleo, denominadas “áreas donde impulsar el empleo” (TEA), seguirá siendo un 50% inferior a aquellas con alto índice de puestos de trabajo. En las TEA, la inversión pasará de 500,000 a 900,000 dólares.

Jóvenes latinos desalojarán a Trump

Chicago. El excongresista demócrata Luis Gutiérrez pronostica que una “revolución pacífica” de nuevos votantes jóvenes hispanos, apoyada por otros electores hartos de los comentarios y medidas racistas del presidente Donald Trump, evitará la reelección del republicano en 2020.

“Mientras más habla Trump contra los inmigrantes, y toma cada día más medidas inhumanas y crueles, más se amplía la solidaridad y la base de votantes en su contra”, declaró en una entrevista telefónica desde Puerto Rico, donde se radicó después de retirarse del Congreso federal.

Gutiérrez y su esposa se mudaron en abril pasado de Chicago al municipio puertorriqueño de Vega Alta, donde colaboran con las tareas de reconstrucción de la isla y participan de la actividad política local.
Durante los 26 años en que representó en la Cámara de Representantes al Distrito 4 de Illinois, Gutiérrez fue uno de los principales defensores de los inmigrantes y critico acérrimo de presidentes, incluyendo al demócrata Barack Obama, a quien le reprochó no haber hecho lo suficiente por la reforma migratoria.
En la actualidad, el excongresista viaja por todo EEUU para hacer campaña por el movimiento Nuevos Americanos, que busca sumar un millón de nuevos votantes al caudal hispano para las próximas elecciones de noviembre de 2020.

El principal problema que enfrentan los hispanos para naturalizarse es económico, dijo, “porque son familias grandes que muchas veces no pueden enfrentar los costos”.

“Pero ese millón lo vamos a conseguir”, afirmó sobre una cifra que se sumaría en 2020 a por lo menos otros tres millones de nuevos votantes, “si contamos los 800,000 jóvenes que cumplen 18 años cada año y desean incorporarse a la vida política del país”, dijo Gutiérrez.

Con esos jóvenes, el movimiento espera hacer una “revolución pacífica”, al estilo de la que obligó a renunciar recientemente al gobernador de Puerto Rico, Ricardo Roselló, acorralado por una ola de protestas tras filtrarse un chat en el que hacía comentarios homófobos, misóginos e insultantes contra contrincantes políticos, cantantes y periodistas.

Los mensajes entre Roselló e integrantes de su círculo de colaboradores incluían por lo menos un comentario en tono de burla sobre las víctimas del huracán María que devastó Puerto Rico en 2017 y dejó más de 4,000 víctimas.

cr-inmigracion01-250819(800x600)
Líder. El excongresista demócrata Luis Gutiérrez y Norma Torres. EFE