Brasil y Rusia lanzan vacunación masiva contra el covid-19

América Latina es la segunda más golpeada en número de decesos detrás de Europa.

Brasileños muestran sus tarjetas de vacunación después de que fueron inoculadas con la vacuna CoronaVac de Sinovac Biotech contra el coronavirus. Foto AFP
Brasileños muestran sus tarjetas de vacunación después de que fueron inoculadas con la vacuna CoronaVac de Sinovac Biotech contra el coronavirus. Foto AFP

Sao Paulo, Brasil.

Brasil y Rusia lanzaron el lunes sus campañas nacionales de vacunación contra el covid 19 mientras varios países aceleran las suyas en una carrera en la que ya unos 40 millones de personas de todo el mundo recibieron sus primeras dosis.

Mientras la aparición de cepas más contagiosas del coronavirus preocupa a los gobiernos, las restricciones se multiplican en forma paralela a la vacunación, que está pareciendo muy desigual.

Hasta el momento, según un recuento de la AFP, al menos 60 países o territorios, que reúnen al 61% de la población del planeta, comenzaron a inmunizar a sus habitantes. Pero 11 países concentran la gran mayoría de las personas vacunadas.

Eso fue denunciado por el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, para quien el mundo tendría un "catastrófico fracaso moral" si los países ricos acaparan las vacunas en detrimento de los países pobres.

Lea: El Salvador cerró el 2020 con récord de remesas familiares

Brasil, uno de los países más castigados con la pandemia y que acumula unos 210.000 muertos, lanzó su campaña nacional de vacunación dos días antes de lo previsto debido a la presión de los gobernadores de los estados y, especialmente de Sao Paulo que empezó a vacunar el domingo.

En Rio de Janeiro, proporcionalmente el estado más afectado de Brasil, la vacunación se inició a los pies de la emblemática estatua del Cristo Redentor. Los cariocas empezarán a recibir la primera dosis de la china CoronaVac, una de las dos autorizadas por Brasil, junto a la británica de AstraZeneca.

RUSIA 2.82(1024x768)
Un hombre se prepara para recibir una inyección de la vacuna rusa Sputnik contra el coronavirus en un punto de vacunación en los grandes almacenes GUM en Moscú. Foto AFP

La campaña de inmunización también arrancó en el estado de Amazonas, azotado por una segunda ola que provocó un aumento de los muertos debido a la falta de oxígeno en los hospitales.

Chile, que ha recibido tres cargamentos de la vacuna Pfizer/BioNtech, lanzó en la jornada la inmunización de la población en general, con prioridad en los mayores de 80 años y enfermos crónicos. Las vacunaciones habían empezado el 24 de diciembre para el personal afectado a la atención de lugares críticos.

El lanzamiento de la campaña en Brasil llega en momentos en que América Latina y el Caribe superaron los 550,000 muertos como consecuencia del nuevo coronavirus, según un balance establecido por AFP este lunes a partir de fuentes oficiales.

La región es la segunda más golpeada en número de decesos detrás de Europa (662,528).

Rusia en marcha

Rusia, donde la vacunación de maestros y personal sanitario dio sus primeros pasos en diciembre, inició este lunes una vacunación masiva con la esperanza de frenar al coronavirus sin volver a implantar nuevas órdenes de confinamiento.

"Anunciaron que podíamos vacunarnos sin registro previo. Entonces me vine de inmediato, dijo Valeri Krivteski, de 36 años, quien hacía fila en un centro montado en una lujosa tienda de la Plaza Roja de Moscú.

La semana pasada el presidente Vladimir Putin ordenó que toda la población (146 millones de personas) acceda a la vacuna nacional Sputnik V. En la prensa, expertos rusos pusieron en duda la capacidad de las autoridades para distribuir la vacuna en lugares alejados de los centros urbanos.

Además: Melania Trump se despide instando "a escoger el amor sobre el odio"

La vacunación se amplió también en Francia, donde la pandemia no cede e hizo que el gobierno adelantara el sábado el toque de queda a las 18 horas en todo el país.

Hasta ahora reservadas para personas consideradas prioritarias, entre ellos residentes de hogares de ancianos o personal sanitario, las inyecciones se extendieron este lunes a los mayores de 75 años.

Reino Unido, donde surgió la variante inglesa del virus, que es hasta 70% más contagiosa, según los expertos, aceleró su campaña de vacunación, ahora extendida a los mayores de 70 años.

El primer ministro Boris Johnson aseguró que "140 vacunas por minuto" eran suministradas en el país. Al mismo tiempo, una persona contagiada de covid-19 es admitida en un hospital cada 30 segundos, dijo el ministro británico de Salud, Matt Hancock.

Reticencia India

India, que empezó su campaña el sábado y espera vacunar a unos 300 millones de personas hasta julio, busca persuadir sobre la confiabilidad de la vacuna debido a que un tercio de las personas llamadas a recibir la primera dosis, no se presentó. A la espera de que las vacunas den resultado, los gobiernos siguen imponiendo restricciones.

Australia anunció que considera mantener cerrado el acceso de extranjeros durante todo el año. Mientras, Estados Unidos mantendrá las restricciones de viaje a gran parte de Europa y Brasil, dijo el lunes la futura portavoz de la Casa Blanca de Joe Biden, contradiciendo una medida que acababa de anunciar el presidente saliente Donald Trump.

China y la OMS acusadas de lentitud

China, donde el virus apareció a finales de 2019, confinó el lunes a tres millones de personas en el noreste de su territorio, después de haberse encontrado nuevos contagiados.

Pekín y la OMS son muy criticados por la propagación de la enfermedad que ya ha causado 2,03 millones de muertos en todo en mundo.

Un informe de expertos independientes que será presentado el martes a la OMS señala que "es evidente que las autoridades chinas nacionales y locales pudieron haber tomado medidas de salud pública más enérgicas en enero" de 2020.

Añade que "no se advierte claramente porqué (la OMS) no se reunió antes de la tercera semana de enero, ni porqué no pudo ponerse inmediatamente de acuerdo para lanzar una declaración de urgencia de salud pública de escala internacional".

La Prensa