COVID-19 amenaza a Gracias a Dios, el departamento menos equipado para encarar al virus

La sala COVID-19 que tiene el único hospital de este departamento de Honduras cuenta con menos de 10 camas y su población está preocupada tras confirmarse el primer caso el 14 de junio.

Sala COVID-19 del único hospital de Puerto Lempira y para todo el departamento.
Sala COVID-19 del único hospital de Puerto Lempira y para todo el departamento.

San Pedro Sula, Honduras.

Gracias a Dios es el segundo departamento más grande de Honduras y su cabecera es la ciudad de Puerto Lempira, donde después de tres meses de calma se encendieron las alarmas entre la población a raíz del primer caso de COVID-19 confirmado por la Secretaría de Salud el pasado 14 de junio.

Los temores de los habitantes de Gracias a Dios se derivan desde mucho tiempo atrás, ya que prácticamente quedaron en el olvido por parte de las autoridades centrales. Allí el turismo casi no existe y las oportunidades de empleo son escasas, más de la mitad de toda la población vive en condiciones precarias, a eso se suma el débil sistema de salud.

Después del primer caso confirmado en el país, Gracias a Dios se mantuvo libre de la pandemia por más de 90 días y el motivo más evidente es su condición geográfica, ya que allí solo se puede ingresar vía aérea o por agua, además de ser un círculo poblacional bastante cerrado.

Perfil del único caso

La Región Departamental de Gracias a Dios informó que el único caso reportado hasta la fecha es un paciente masculino de 32 años, quien estuvo trabajando en la localidad de Palacios, municipio de Juan Francisco Bulnes.

Desde el día 15 de abril el paciente permanecía en la vigilancia de los viajeros que entran al municipio a través de los puntos de Batalla y El Nueve, donde han ingresado personas de diferentes departamentos del país con antecedentes de casos confirmados de COVID-19.

El 29 de mayo el paciente comenzó a presentar fiebre, tos seca y malestar general, el 31 de mayo buscó asistencia médica en la clínica Bayan y al cumplir la definición de caso sospechoso de COVID-19 fue referido al hospital de Trujillo, donde se tomó la muestra de PCR para COVID-19.

hospital 2.6(1024x768)
Se conoció que recién llegaron máquinas para realizar pruebas rápidas en el hospital de Puerto Lempira.

Posteriormente fue trasladado a Tegucigalpa, su lugar de origen, y se dijo que en todo momento permaneció estable, tampoco estuvo hospitalizado. La jefatura municipal de Salud reportó el caso sospechoso el 1 de junio a la Región Sanitaria de Gracias a Dios, por lo que comenzaron con la investigación de contactos y búsqueda de casos en la zona.

Durante las indagaciones se aislaron cuatro contactos cercanos al paciente, quienes luego fueron movilizados a Puerto Lempira, donde se realizó el abordaje y seguimiento en sus viviendas, ninguno de ellos presentaba síntomas sospechosos de COVID-19 hasta el 15 de junio.

hospital 3.3(1024x768)
Imagen de las afueras del único hospital con que cuenta el departamento de Gracias a Dios.

Por otro lado, en la localidad de Palacios se evaluaron 33 contactos en total, todos sin síntomas. Se llevó a cabo la búsqueda en el sector sin encontrar personas con sintomatología compatible de COVID-19. El viernes 11 de junio se realizó una nueva búsqueda de casos sospechosos del virus en 40 personas de la localidad de Palacios, todos sin indicios de enfermedad alguna.

Ayer lunes 15 de junio realizó una tercera exploración de casos sospechosos en los puntos de Palacios e Ibans, y hasta ahora no hay nuevos detalles al respecto.

alcalde gracias(800x600)
Alcalde José Edgardo Saicion

José Edgardo Saicion Rumaldo, alcalde de de Puerto Lempira, aseguró a LA PRENSA que "estamos con las manos vacías, tenemos dos lugares instalados, uno para cuarentena y otro para sospechosos o confirmados de COVID-19, pero no están lo suficientemente equipados".

"Pese a que se ha gestionado con el personal de Salud, aquí solo han mandado mascarillas y unos pocos oxígenos, aquí nos la arreglamos a cómo podemos. Como Alcaldía decidimos cerrar todo Puerto Lempira desde hace más de 14 días, no puede entrar ni salir nadie, y ahora con el primer caso reportado vamos a intensificar las medidas", indicó el alcalde.

indigena.44(800x600)
Dolly Díaz, líder del Consejo de Ancianos en Gracias a Dios

Dolly Díaz, encargado del Concejo de Ancianos y parte de los 12 concejos territoriales que son liderados por indígenas locales, exteriorizó su preocupación tras el primer caso confirmado de la enfermedad en el departamento.

"Miramos ausencia del personal de Salud y apatía de las autoridades centrales, sabemos que la pandemia está afectando mucho y eso nos preocupa. Como líderes hemos tomado a bien no esperar al Gobierno, sino tomar acciones para fortalecer especialmente los puntos ciegos y crear mayor vigilancia", añadió.

Lea además: Brigadas irán casa por casa en busca de enfermos por COVID-19 en Honduras

La población en general de este departamento es consciente que no hay capacidad para atender una enfermedad de este nivel, no hay condiciones efectivas, solo hay un hospital de área con unas siete camas, con un solo especialista internista, no hay sala de Cuidados Intensivos y los encargados de Salud no cuentan con todos los equipos de protección personal.

Además, se conoció que los espacios utilizados para consulta externa han sido designados como puntos para atender en su momento a pacientes afectados por coronavirus, dejando en el limbo el resto de atenciones.

Dato
De acuerdo con información recopilada por el Instituto Nacional de Estadística de Honduras (INE), Gracias Dios supera los 100,000 habitantes, su esperanza de vida en años es de 75.0 y su tasa de mortalidad infantil es de 13.7

Ayer lunes, en cadena de radio y televisión, la ministra de Comunicaciones y Estrategia Presidencial, María Andrea Matamoros, informó que hasta el 12 de marzo se destinaron 4,366,600,000 lempiras en el país, fondos que aseguró se dirigieron para la compra de equipo médico, insumos de bioseguridad, contratación de recurso humano, asistencia humanitaria, subsidios temporales para aquellos hondureños que han sido suspendidos de sus trabajos por la pandemia, entre otros.

Además: Gracias a Dios, el departamento olvidado de Honduras

LA PRENSA intentó obtener respuestas ante la precaria situación de salud que se vive en Gracias a Dios en medio de la pandemia, pero no respondieron los doctores Ritza Lizardo y Alcides Martínez, quienes son los encargados de la red de hospitales en todo el país.

Departamento remoto y olvidado

La Mosquitia, como también se le conoce al departamento de Gracias a Dios, es un territorio que posee varios ecosistemas tropicales, es una rica región que posee lagunas, arrecifes de coral, manglares, playas vírgenes, ríos caudalosos y una exótica variedad de flora y fauna.

En este departamento hondureño se encuentra ubicada la reserva de la biósfera del Río Plátano, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1980. Sus seis municipios son: Puerto Lempira, Brus Laguna, Ahuas, Juan Francisco Bulnes, Villeda Morales y Wampusirpe.

La Prensa