Muere microbiólogo por sospecha de coronavirus en su casa en Tegucigalpa

El microbiólogo se desempeñó en primera línea en el combate contra la pandemia en el banco de sangre del Hospital Escuela, donde laboraba desde hace 20 años.

Foto en vida de Julio César Licona.
Foto en vida de Julio César Licona. /

Tegucigalpa, Honduras

Un microbiólogo falleció el lunes por sospecha de coronavirus dentro de su vivienda en el barrio El Bosque de Tegucigalpa.

Julio César Licona permaneció abandonado durante más de 24 horas sin que se realizara el levantamiento por parte de las autoridades.

Hoy en la mañana sus restos fueron levantados y sepultados en el Parque Memorial Jardín de Los Ángeles, en la carretera que conduce de Tegucigalpa hacia Olancho.

El microbiólogo se desempeñó en primera línea en el combate contra la pandemia en el banco de sangre del Hospital Escuela, donde laboraba desde hace 20 años.

La semana anterior presentó un cuadro febril y gripe. El 25 de mayo se realizó la prueba de coronavirus, sin embargo, aún después de fallecido no se conocen los resultados.

David Licona, hermano de la víctima, lamentó que no recibieran ayuda de ninguna institución del Gobierno. “Exijo que la Secretaría de Salud, el Colegio Médico y de Microbiólogos se pronuncien, es necesario, están mandando a toda el área de la Salud a una guerra sin armas”, advirtió.

La Prensa