"Nada será igual después del coronavirus, Honduras debe prepararse": JOH

El presidente Juan Orlando Hernández aseguró que el país debe prepararse para un nuevo estilo de vida después de la pandemia.

Juan Orlando Hernández, gobernante hondureño.
Juan Orlando Hernández, gobernante hondureño.

Tegucigalpa, Honduras.

El presidente Juan Orlando Hernández afirmó que el país debe prepararse para un nuevo estilo de vida después de la pandemia del coronavirus e indicó que la Operación Honduras Solidaria ha entregado alimentos a más de 60,000 familias afectadas por las medidas de aislamiento que se siguen para mitigar la propagación del coronavirus.

Hernández también reiteró que la Empresa Energía Honduras (EEH) no debe suspender el servicio y explicó que el clamor de la gente y de algunos sectores sobre los posibles cortes de energía fue algo que se analizó para ordenarle que no lo hiciera, aunque reconoció que resultaba imposible que se presentaran si casi toda la economía está paralizada por la emergencia.

“En qué cabeza cabe que se quiere cortar la energía si estamos en esta situación de emergencia, EEH no tiene por qué andar cortando la luz”, manifestó Hernández anoche en el Noticiero Vespertino de Q'hubo TV.

Nuevo estilo de vida

Sobre la pandemia, el mandatario refirió que si bien en Europa muchos de los muertos son de 56 años en adelante, pues son más propensos, “eso no quiere decir que el coronavirus no afecta a los más jóvenes. Debemos cuidarnos todos y cuidar a nuestros familiares de la tercera edad”.

Expresó que Honduras debe ir adaptándose a un nuevo estilo de vida con las nuevas medidas de higiene, pero afirmó que “mi deseo es que Honduras sea el primer país de América que utilizó la mascarilla en todo momento para evitar contagios”.

Hernández señaló que de ahora en adelante los hondureños y el mundo en general “viviremos muy expuestos ante la cantidad de enfermedades que están apareciendo”.

000_1Q90CJ(1024x768)
Los hondureños permanecen bajo confinamiento tras las medidas adoptadas por el Gobierno. Foto AFP

Asimismo, expresó que el coronavirus afectará a una buena parte de la población; “a algunos les va a dar de manera leve, a otros de modo grave, y otros van a pasar por procesos de hospitalización difíciles, pero esperamos que las muertes no sean muchas si logramos todos hacer bien el trabajo”.

El gobernante reconoció que hay una gran cantidad de hondureños varados en varios países del mundo, pero no se les puede traer a todos como se quisiera por la cantidad de compromisos existentes al interior del país, en especial en materia de seguridad alimentaria en este momento de la emergencia por coronavirus.

60,000 familias beneficiadas

Al referirse a la Operación Honduras Solidaria, que entrega alimentos a la población más afectada por la emergencia, dijo que “es un programa grande y quizá nunca se había realizado una iniciativa como esta”, y refirió que se agregaron otros componentes “para llegar de manera más rápida las familias más pobres y necesitadas del país”.

Afirmó que Honduras Solidaria puede ser considerado el programa más gigantesco realizado en el país con el objetivo de llegar a más de 800,000 familias pobres.

Recordó que la operación se inició con entrega de alimentos a las zonas donde se presentaron los primeros brotes de coronavirus, pero ante la necesidad de aislamiento se vio que no era oportuno “tener a la gente encerrada y sin acceso a alimentos”.

Lea: Honduras cumple 26 días de zozobra por coronavirus

“Por eso es que pensamos primero en llegar con comida para un mes, pero luego lo pasamos a cuatro entregas semanales”, explicó.

Hasta el momento, manifestó que “se ha llegado a más de 60,000 familias en todo el país” y lo consideró como “un reto grande por la cantidad de hondureños que requiere de alimento en este momento de emergencia”.

Asimismo, consideró que el reciente desembolso de 355 millones de lempiras para 292 municipios permitirá llegar de manera más rápida y efectiva con alimentos a ese gran total de familias vulnerables en todo el país.

La Prensa