03/03/2024
08:21 AM

Unos $120 millones se invertirán en Roatán si reactivan exoneraciones

San Pedro Sula, Honduras.

Reactivar las exoneraciones del impuesto sobre la renta (ISR) y la importación de artículos permitiría a Roatán, en Islas de la Bahía, recibir un flujo de inversión por $120 millones, que en la actualidad están estancados, proponen las autoridades del Instituto Hondureño de Turismo (IHT).

En diciembre del año pasado el Congreso Nacional aprobó un decreto para el reordenamiento de las finanzas públicas que derogó las exoneraciones existentes, lo que estancó las inversiones en la isla, según los empresarios del rubro.

“Desde que se aprobó el Decreto 278-2013 que eliminó las exoneraciones, las inversiones decrecieron en un 50%, una cifra muy alta. Por eso estamos proponiendo que se reactiven estos beneficios para poder atraer nueva inversión a Roatán”, manifiesta Emilio Silvestri, director del IHT.

Silvestri, también empresario del sector, afirma que la inversión en la isla está varada y a la espera que se reactiven los beneficios, entre estos el de Ley de la Zona Libre Turística de Islas de la Bahía (Zolitur), que en el artículo 13 exonera de pago de impuestos la introducción de mercancías, bienes o servicios a ese territorio.

Recuperar inversión

A los inversionistas es preciso ofrecerles ventajas que los motive a fijarse en Honduras y no en otros países de la región. “Creemos que se debe reactivar la exoneración del impuesto sobre la renta por un período no menor a siete años para que los empresarios puedan recuperar los fondos.

Para construir un hotel se necesitan entre $15 a $20 millones, por lo que resulta difícil para los empresarios recuperar lo invertido si no gozan de las exoneraciones”, asegura Emilio Silvestri.

El desánimo en el sector privado persiste también porque los inversionistas que estaban amparados en la ley de Zolitur quedaron sin beneficio.

“Al dejar sin efecto el decreto que permite las exoneraciones a importaciones se creó desánimo y desconfianza en el sector privado, al que se le presentaron otras condiciones en el momento que iba a invertir.

Para potenciar un lugar es necesario tener reglas claras en las que las empresas van a trabajar. De lo contrario perjudica mucho la imagen del país, porque les estamos diciendo que no pueden confiar en nosotros”, indica Silvestri.

La mayor inversión extranjera que registra Roatán procede de Guatemala, Italia y Estados Unidos.

“Exoneraciones son un abuso”

Jorge Illescas, exdirector ejecutivo de la Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI), opina que no se deben reactivar las exoneraciones sino buscar otras formas de minimizar el impacto que el incremento de los impuestos genera en las empresas.

“Si una empresa logra alcanzar su punto de equilibrio y comienza a recibir ganancias, cómo no va a poder pagar el impuesto sobre la renta y venta.

Aquí han existido muchas exoneraciones que no han sido bien manejadas, que han permitido abuso de funcionarios públicos y de algunos sectores privilegiados. Las exoneraciones tienen límites claros pero, lamentablemente, no se cumplían como manda la Ley y por eso el Gobierno pasado decidió eliminarlas con el fin de recuperar esos fondos que se pierden e invertirlos”, concluye el exfuncionario.