24/01/2023
01:14 AM

Más noticias

Tren de carga entre Guatemala y México estará listo a principios 2016

  • 21 diciembre 2015 / 03:12 AM /

El proyecto será posteriormente ampliado para incluir la red ferroviaria de Honduras y El Salvador

Ciudad de Guatemala

Las obras para la rehabilitación de la línea ferroviaria de carga que unirá a Guatemala y México comenzarán a ejecutarse mañana y la previsión es que el servicio entre en funcionamiento en el primer trimestre del 2016, después de estar 10 años inactivo.

Así lo anunció hoy el interventor de Ferrocarriles de Guatemala (Fegua), Rafael Rottman, quien aseguró que el nuevo método de transporte fortalecerá el desarrollo económico de los dos países, incrementará los ingresos fiscales, descongestionará las aduanas del país y generará empleo.

Al reducirse las colas en la frontera, que actualmente pueden prolongarse hasta tres días, se agilizará el comercio, lo que incrementará la recaudación arancelaria, apuntó Rottman.

El proyecto será ejecutado en tres fases y la primera, que unirá las ciudades de Hidalgo y Tecún Umán, comenzará mañana a las 10:30 am, con un costo previsto de 800,000 dólares a cargo de la empresa público-privada Ferrovías.

Los trabajos, que permitirán la rehabilitación de 1.3 kilómetros de vías del puente fronterizo Doctor Rodolfo Robles, hasta la terminal de Ferrocarriles de Guatemala (Fegua), en Tecún Umán, se prolongarán durante dos o tres meses, por lo que entrarían en funcionamiento en el primer trimestre del próximo año.

Los trenes, con una capacidad de hasta 100 toneladas, transportarán productos agroindustriales, como café, azúcar, arveja china, brócoli, aceite de palma, hule, cementos, metales y minerales, productos agrícolas y de consumo, químicos, petroquímicos y productos automotrices.

La entrada en funcionamiento del servicio tiene como objetivo la 'reactivación económica de la región sur del país', subrayó Rottman en declaraciones a los periodistas.

La segunda fase del proyecto unirá Tecún Umán hacia Puerto Quetzal, Escuintla, y la última fase, de Escuintla hacia Amatitlán y Ciudad de Guatemala.

La construcción de estos últimos tramos todavía está en estudio y se prolongaría entre dos y cuatro años, explicó Rottman.

En esta última fase, la que uniría el centro del país con la capital de Guatemala, se incluiría además un servicio de transporte de pasajeros.

Se espera que este proyecto sea ampliado en toda América Central, comenzando con la red ferroviaria de El Salvador y Honduras. Efe