TEGUCIGALPA. El proceso para que el registro vehicular migre de la Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI) al Instituto de la Propiedad (IP) debe hacer frente a complicaciones técnicas y administrativas antes de convertirse en realidad, por lo que la fecha más próxima para que quede concluido y en operación es enero de 2016.

“El banco (que administra el fideicomiso) contrató una firma consultora internacional para que hiciera los términos de referencia y el pliego de condiciones del concurso internacional mediante el cual se adjudicará el desarrollo del sistema y el servicio de la plataforma tecnológica.

Esperamos que a finales de enero nos entreguen el pliego de condiciones para que podamos salir a un concurso en la primera o segunda semana de febrero”, explicó Marco Tulio Padilla, director general de Registro, Catastro y Geografía del IP.

El funcionario añade que la empresa que gane el concurso tendrá que “hacer todo el diseño; obviamente van a partir de lo que ya estamos conceptualizando, pero más o menos para dar un plazo razonable, un máximo de seis meses”.

Con esa proyección, el registro definitivo estaría listo y en operación en un máximo de seis meses, contados a partir de julio, cuando la empresa que obtenga la concesión ya esté constituida, por lo que la nueva plataforma tecnológica comenzaría a funcionar a más tardar en enero del próximo año si todo sale según el plan previsto.