04/12/2022
08:22 PM

Más noticias

Moody´s: déficit fiscal de Honduras será 6.4% en 2014

La calificadora revela los riesgos y las fortalezas del Gobierno de Juan Orlando Hernández en su primer año de gestión.

Tegucigalpa, Honduras.

El panorama fiscal para la administración pública de Honduras durante 2014 no es nada halagador. El optimismo de las autoridades no coincide con las proyecciones de la calificadora internacional Moody’s Investor Service, firma que en el informe correspondiente a mayo deja claro las fortalezas y los riesgos que afrontará el Gobierno de Juan Orlando Hernández en su primer año de gestión.

El directorio del Banco Central de Honduras (BCH), estimó en el Programa Monetario 2014-2015, el que fue anunciado el pasado 9 de mayo, que el déficit fiscal neto del Gobierno central para este año sería de -4.7% del PIB (L21,413.6 millones).

Sin embargo, Moody’s en su último reporte de la Opinión Crediticia del Gobierno de Honduras de fecha 25 de mayo de 2014, considera que sus proyecciones son más conservadoras al estimar un déficit de -6.4%.

Para 2015, el Gobierno hondureño ha programado un déficit fiscal de la administración central en -3.5% del PIB (L14,867 millones), menor que el -5.5% estimado por la conocida calificadora de riesgo internacional.

La Secretaría de Finanzas (Sefin) aún no ha dado a conocer el balance de la cuenta financiera del Gobierno central correspondiente al primer trimestre de 2014. El último dato disponible en su portal electrónico es el de diciembre de 2013, que fue -7.9% del PIB (L377,630 millones), equivalente a L29,649.4 millones.

Moody’s subraya que si los elevados déficit fiscales persisten y hay un resurgimiento de las presiones de financiación a corto plazo que implique más deuda interna, la calificación para Honduras puede empeorar. Las proyecciones de esa agencia están en línea con estimaciones realizadas por el Foro Social de la Deuda Externa de Honduras (Fosdeh) y del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi).

La calificación de los bonos del Gobierno de Honduras fueron bajadas a B3 de B2 el 27 de febrero de 2014 y las perspectivas cambiaron de negativa a estable debido a un creciente déficit fiscal que alcanzó -7.9% del PIB en 2013, superando con creces las expectativas iniciales de -3.5%, debido a una mayor necesidad de financiamiento, la que llegó a alrededor de 10% del PIB, superior que el 4% de los años anteriores.

Moody’s Investor Service mantiene la calificación de los bonos del gobierno de Honduras en B3 con perspectiva estable.

Limitada flexibilidad

Según el análisis de los expertos de Moody’s Ariane Ortiz Marrufo, Mauro Leos y Bart Oosterveld, la fortaleza fiscal de Honduras es baja debido a la limitada flexibilidad del presupuesto y al aumento de los saldos de deuda, a pesar de la condonación aprobada por los acreedores bilaterales y multilaterales en el marco de la Iniciativa HIPC.

El reporte indica que la deuda pública se redujo de 60% del PIB al 17% en 2007, pero aumentado al 43% del PIB a finales de 2013. “La relación deuda/PIB continúa una tendencia ascendente. Esperamos que la deuda alcance el 46% del PIB y el 263% de los ingresos de este año”, señala el informe.

“El Gobierno tiene una base de ingresos reducidos y la flexibilidad fiscal limitada. La mayor parte del gasto del Gobierno se compone de los gastos corrientes, los salarios del sector público en particular, las transferencias a los municipios y las empresas de propiedad estatal”, sostiene el informe de Opinión Crediticia de mayo 2014.

Los mayores niveles de deuda interna más caros han conducido a mayores pagos de intereses, que se incrementaron un 55% año con año en 2013, representando el 13% de los ingresos del gobierno. Moody’s señala que el déficit del gobierno central se amplió a -7.9% del PIB en 2013 superando de manera significativa el -5.9% de 2012.