02/07/2022
05:10 PM

Más noticias

Piden agilizar licitación de 260 megavatios de energía firme

Para el próximo año, la demanda se estima en 1,729 megavatios.

Tegucigalpa, Honduras.

El Operador del Sistema (ODS) estima que Honduras necesitará 260 megavatios de potencia firme para cubrir la demanda de energía en el mediano plazo.

“Los resultados indican contratar un bloque de capacidad firme de 260 MW, con duración de tres años a partir de 2021”, agrega el documento. La capacidad instalada del parque eléctrico nacional es de 2,575.6 megavatios y la disponibilidad oscila entre 1,450 y 1,550 megavatios, según la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee).

De acuerdo con la ODS, la demanda de energía se ha reducido a partir de marzo por las medidas de confinamiento para contrarrestar la propagación del coronavirus, siendo la máxima actual de 1,386.1 megavatios.

Sin embargo, con la reactivación de la economía a partir de 2021, el Banco Central de Honduras (BCH) estima un crecimiento entre 4.5% y 5.5% en la demanda interna de energía. Para 2020, la revisión del producto interno bruto (PIB Honduras) indica una contracción entre -7% y -8%.

Demanda. La comisión interventora de la Enee ya tiene conocimiento sobre la necesidad de contratar potencia firme para cubrir la demanda de 2021. Para 2021, la demanda se estima en 1,729 megavatios. La demanda interna de energía eléctrica se dispara en la época de verano.
Las autoridades de la Enee no han anunciado avances en el proceso de licitación.

Esa situación mantiene preocupada a la dirigencia de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC), ya que la zona noroccidental es la más afectada por las interrupciones en el servicio eléctrico.

Pedro Barquero, presidente de la CCIC, dijo que “ahorita tenemos un cierto nivel de riesgo de volver a caer en apagones porque la demanda aumentará y no hay suficiente oferta de energía eléctrica. Necesitamos tener energía disponible para cuando suba la demanda”.

Dice que una opción, además de la licitación de los 260 megavatios, serían las nuevas inversiones en la red de transmisión.

La estatal eléctrica dispone de 155 millones de dólares prestados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para invertir en el sistema de transmisión.


Contrataciones

El análisis del ODS identifica varias fuentes para contratar los 260 megavatios de potencia firme.

Una de las opciones es el mercado eléctrico regional, especialmente de Guatemala, que es el país con mayor excedente de energía.

La segunda opción es la incorporación de 80 megavatios de las zonas centro-sur y oriente, y se espera que sea de la represa Patuca III, la que cuenta con una capacidad instalada de 104 MW.

La tercera opción es la contratación de 100 megavatios de potencia firme. Toda la potencia requerida deberá estar disponible en 2021.