Ciberacoso: una realidad digital que se puede prevenir

El Día del Alto al Ciberacoso se celebra todos los años con el fin de promover un internet más amable, inclusivo y diverso.

Es importante brindar acompañamiento adecuado a los niños, niñas y adolescentes en la prevención y abordaje del ciberacoso.
Es importante brindar acompañamiento adecuado a los niños, niñas y adolescentes en la prevención y abordaje del ciberacoso.

Tegucigalpa, Honduras.

El Stop Cyberbullying Day o Día del Alto al Ciberacoso, por su traducción al español, es una iniciativa reconocida internacionalmente que busca promover un internet más amable, inclusivo y diverso.

Esta celebración coordinada cada año por The Cybersmile Foundation desde 2012, se lleva a cabo cada año el tercer viernes de junio y reúne a personas, líderes de opinión, gobiernos, escuelas, empresas, instituciones y organizaciones para promover a través de la concienciación y actividades tanto online como offline, un entorno en línea libre de acoso, abuso y amenazas.

¿Qué es el ciberacoso?

Unicef en su publicación, Ciberacoso: Qué es y cómo detenerlo. Diez cosas que los adolescentes quieren saber acerca del ciberacoso., define el ciberacoso como el acoso o intimidación por medio de las tecnologías digitales, el cual puede ocurrir en las redes sociales, las plataformas de mensajería, las plataformas de juegos y los teléfonos móviles.

Es un comportamiento que se repite y que busca atemorizar, enfadar o humillar a otras personas a través de la difusión de mentiras o la publicación de fotografías vergonzosas de alguien en las redes sociales; el envío de mensajes hirientes o amenazas a través de las plataformas de mensajería y hacerse pasar por otra persona para enviar mensajes agresivos en nombre de dicha persona.

Cualquier persona puede ser víctima de ciberacoso y los niños, niñas y adolescentes no son la excepción.

Uso del internet

Según el estudio realizado por Tigo a finales de 2019, denominado “Conociendo los hábitos de uso de internet de los niños y niñas en Honduras”, los niños utilizan en promedio 3 dispositivos para navegar en internet, siendo los celulares los más utilizados.

El estudio también reveló que los menores están conscientes sobre ciertos riesgos en internet, siendo el ciberacoso el riesgo más percibido por lo que es un tema importante en el que se deben tomar acciones para educar en su prevención.

El 23% de los niños encuestados entre 9 y 16 años manifestó haber sufrido acoso en línea, el cual en su mayoría suele ocurrir a través de redes sociales. Entre las acciones experimentadas como parte del ciberacoso se encuentran: el envío de mensajes desagradables o hirientes, ser expulsado o excluido de un grupo o actividades en internet o bloqueado como amigo en una red social, recibir amenazas por internet, entre otras situaciones que se presentaron en menor medida.

Es importante poder prevenir y manejar el ciberacoso, pues genera consecuencias tanto para las víctimas como para los agresores.

Prevención del ciberacoso

En la mayoría de las ocasiones los menores se encuentran solos enfrentando las situaciones de acoso en línea, por eso es importante que los adultos conozcan los hábitos de uso de internet de los menores para comprender la dinámica de la interacción de estos con el mundo digital.

El estudio realizado por Tigo reveló que los padres y tutores están reactivos ante las situaciones que viven los niños en internet, limitando en ocasiones de forma empírica, el contacto que estos tienen con contenido negativo, sin embargo, no realizan un acompañamiento proactivo y carecen de una estrategia que les permita tener mayor conocimiento sobre la actividad y las experiencias en línea de sus niños.

Es fundamental que los padres, tutores y docentes se formen en temas relacionados al uso seguro de internet, que lleven a cabo actividades y desarrollen habilidades y actitudes que busquen mejorar las experiencias de los menores con las tecnologías y el internet y con base a ese conocimiento definir su criterio sobre cómo abordar las situaciones que surjan en línea.

Consejos

Para brindar un acompañamiento adecuado a los niños y adolescentes ante el ciberacoso es importante conocerlos en su mundo digital, saber cómo se conectan, que plataformas utilizan y su funcionamiento.

Es crucial hablarles a los menores sobre la importancia del respeto, recordándoles que se debe interactuar en línea sin ofender a los demás.

En el ciberacoso no solo las víctimas y acosadores son parte de la problemática, también los espectadores y quienes lo perpetúan, por lo que es importante dialogar con los niños y adolescentes sobre cómo contribuyen a la erradicación del acoso en línea cuando no comparten lo que lastima a alguien más.

Enseñar a los menores la importancia de su privacidad y cómo protegerla puede ayudar a prevenir el ciberacoso. Los niños y adolescentes deben tener claro de lo que implica su privacidad que incluye desde datos personales hasta compartir fotografías personales o familiares.

El ciberacoso puede afectar su bienestar emocional de los niños y adolescentes, por lo que es indispensable fortalecer su autoestima, ayudándoles a reconocer sus virtudes, capacidades y habilidades. Los menores con una autoestima adecuada pueden sobrellevar de mejor manera las situaciones de ciberacoso.

Realizar un acompañamiento responsable es clave, hablar abiertamente con los niños en un espacio donde se sientan seguros es fundamental para generar la confianza necesaria para apoyarlos con las situaciones que enfrentan en internet.

Webinar

“Tigo, a través de su programa de Responsabilidad Corporativa, Conéctate Segur@, en conjunto con Plan Internacional Honduras, organización que promueve los derechos de la niñez y la igualdad de las niñas, llevarán a cabo este jueves 17 de junio a las 10:30 am el conversatorio: “Ciberacoso: Una Realidad Digital” a través de la página oficial de Plan Internacional Honduras https://www.facebook.com/PlanHonduras.

El conversatorio generará una oportunidad para dar a conocer las causas del ciberacoso, sus características y el rol de la familia en su prevención.

La Prensa