25/05/2024
03:42 PM

'Honduras tendrá un avance en energía como nunca antes en su historia”: Alden Rivera

Entre otros objetivos planteados para los próximos cuatro años por las autoridades hondureñas está la inclusión de los institutos de previsión en el ejercicio financiero y crecer al 6% en el año 2015

Un avance sin precedentes en materia de energía renovable, la construcción de carreteras para impulsar la economía y el turismo nacional y la creación de un banco para los pequeños productores del agro, son algunos de los proyectos que el Gobierno contempla desarrollar en los próximos cuatro años. Así lo explica en una entrevista exclusiva para LA PRENSA, Alden Rivera, ministro de Desarrollo Económico.

-¿Cuáles son los proyectos más importantes que se desarrollarán en este Gobierno?

Son en materia de generación eléctrica y están vinculados a una posibilidad de empaquetamiento de los proyectos: Jicatuyo, Los Llanitos y El Tablón. Serán las obras más emblemáticas de energía hidroeléctrica en Honduras. Está también la construcción en Olancho de la represa Patuca. Con ello estaríamos aportando al país alrededor de 500 megas de energía eléctrica renovable y haciendo un cambio dramático en la estructuración de la matriz energética nacional. Con estas obras se obtendrá energía más barata. Además, los procesos de construcción van a generar miles de puestos de trabajo.

-¿En materia de energía solar, cuáles son los planes?

Tenemos un desarrollo acelerado en materia de energía solar. Hay más de 800 megawatts que están autorizados por la Enee (Empresa Nacional de Energía Eléctrica) para ser construidos. Creo que Honduras se puede constituir como el país líder en Centroamérica en generación de energía renovable y exportación de la misma. Apuntamos a convertirnos en el país que define el comportamiento de la energía en la región y quien ofrece las tarifas más competitivas en la atención del servicio industrial y comercial.

-¿Qué inversión se requiere para echar a andar estas obras?

Para las represas de Jicatuyo, Llanitos y el Tablón se necesitará alrededor de $1,000 millones, en su mayoría será inversión privada. En el caso de Patuca son $300 millones, es un préstamo que asumió el Gobierno con el Banco de Desarrollo de China Continental. En el caso de la energía solar toda es inversión privada, eso anda en $2 millones por megawatt producido o instalado en potencia, con lo que podríamos tener una inversión que podría acercarse a los $1,300 millones en los próximos cuatro años. La expectativa es que en los próximos cuatro años estaríamos incorporando unos 500 megawatts de energía hidroeléctrica, 500 megawatts de energía solar y con eso agregaríamos 1,000 megawatts a la capacidad instalada del país que es de unos 1,200 megawatts. Llegaríamos a los 2,200 megawatts, suficiente para atender toda la demanda nacional en los próximos 10 años y poder convertirnos en un país exportador de energía para el sur de Centroamérica, que es donde hay déficit de abastecimiento.

-¿Estos proyectos reducirán la compra de energía térmica?

Definitivamente. Toda incorporación de energía renovable sustituirá la térmica, y eso es lo que deseamos.

-¿Cuándo iniciarán los trabajos de construcción de las obras?

Esperamos que todos los proyectos inicien este año y tener un avance significativo para que algunos de ellos inicien operaciones antes de que finalice el Gobierno de Juan Orlando Hernández. Son obras de gran magnitud que requieren de mucha inversión, trabajo de ingeniería con tecnología de nivel mundial, eso no se hace de la noche a la mañana, pero tenemos claro que se deben iniciar las etapas constructivas. Estamos seguros que en materia energética tendremos un avance como nunca antes en toda la historia de Honduras.

-¿Cuándo se empezará a exportar energía renovable?

Eso se producirá probablemente dentro de tres o cuatro años, una vez que entren los proyectos en etapa de operación comercial.

-¿Cuál es la zona del país donde más se invertirá?

El litoral atlántico. Es la zona que tiene más futuro en el país, por lo menos en el mediano plazo. Luego está el sur del país con las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (Zede) que tendrán un gran auge. Pero son las zonas costeras, las que tienen vinculación con los puertos, las que recibirán mayor inversión del sector privado.

-¿Qué obras de infraestructura se desarrollarán en este Gobierno?

Estamos habilitando el corredor agrícola que unirá a Olancho con Colón. Además de la construcción de una carretera de cuatro carriles que conectará el corredor turístico que es San Pedro Sula y La Ceiba. Estas son carreteras que están en el proceso de asociación público-privado, a punto de iniciarse los procesos de licitación pública.

-¿Cómo funcionará el Banco Solidario, será la salvación del agro?

En ese tema, tenemos tres posibilidades: la incorporación probable del Banco de Desarrollo Rural (Banrural) a Honduras, y la segunda es la creación de un banco de desarrollo con participación de todo el sistema financiero nacional más el Gobierno. La tercera posibilidad podría ser la creación de un nuevo banco a través de los institutos de Previsión, esos son los movimientos que se están gestando en materia de finanzas comerciales y son posibilidades que vendrían a hacer un ejercicio de inclusión financiera, sobre todo para aquellos que nunca han tenido la posibilidad de un crédito.

-¿Pueden tener los pequeños productores la garantía de que serán tomados en cuenta?

Claro. La semana pasada se firmó el primer fideicomiso de la reactivación del sector agroalimentario con L1,500 millones que serán destinados exclusivamente para la atención de pequeños productores agrícolas. Estamos totalmente convencidos de que necesitamos un cambio en el modelo económico y que ese cambio tiene que implicar necesariamente la incorporación de una mayor cantidad de autores económicos, bajo ese modelo. La participación de los pequeños productores agrícolas crearían una base mucho más só lida para impulsar el crecimiento económico y desarrollo del país.

-¿El desarrollo de los proyectos se verá afectado por la deuda que tiene el país actualmente?

Sí. La deuda del país anda en los $6 mil millones de deuda externa y L60 mil millones de deuda interna.

Eso limita la capacidad de inversión del Gobierno, por eso estamos focalizando la atención en inversión privada y creando las condiciones para que el sector privado potencie el dinamismo económico en Honduras.

-¿Qué piensan hacer para disminuir el impacto de la deuda?

Tenemos un servicio de deuda altísimo que contribuye al pago de intereses y capital. Estamos con la idea de que la deuda de corto plazo debe ser renegociada y debe ser puesta en plazos más largos, para que esa obligación no asfixie las condiciones financieras del país y dé la posibilidad de tener mayor espacio para la inversión social y productiva.

-¿Cuáles son los países que más invierten en Honduras?

Tenemos inversión extranjera directa de Estados Unidos, Centroamérica y Europa. Destacándose particularmente el caso de Panamá, que de la región es el que más está invirtiendo aquí.

-¿Cuáles son los sectores en qué más se invierte el capital extranjero?

Energía, telecomunicaciones e infraestructura.

-¿Cómo avanzan las inversiones en el país?

Lento. Pasamos por un proceso en donde el tema de inversión no fue prioritario para el desarrollo del país, pero estamos seguros de que este es un nuevo momento para Honduras. El crecimiento económico ocupa un lugar de privilegio en esta administración.

-¿Cuál sería el promedio de crecimiento que debe tener el país para decir que va por buen camino?

Nosotros aspiramos a tener un crecimiento del 6% a finales del año 2015. Hoy en día estamos en 2.9%, así que debemos trabajar con mucha intensidad. Debemos lograr que se concreten inversiones. A los sectores que más les estamos apostando son energía, infraestructura, agroalimentario, turismo, minas y servicios.