15/06/2024
09:36 AM

Martes y miércoles serán los días de mayor demanda de energía en esta semana

La alta demanda se traducirá en un mayor déficit de potencia firme con 302.45 megavatios para el miércoles a las 7:00 pm.

TEGUCIGALPA, HONDURAS

El sistema eléctrico de Honduras espera esta semana, o sea del 20 al 26 de mayo, un panorama nada halagador por la alta proyección de demanda de energía que se traducirá en un aumento en el déficit de potencia firme y, por ende, extensos racionamientos.

Así lo proyecta el Centro Nacional de Despacho (CND) de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) en el predespacho semanal.

Los días de mayor demanda para esta semana son martes y miércoles, específicamente a las 7:00 de la noche, cuando se esperan 1,905.90 y 1,906.99 megavatios, respectivamente.

Lo anterior se traducirá en un mayor déficit de potencia firme con 302.45 megavatios para este miércoles a las 7:00 de la noche.

Solicitan acelerar licitación ante apagones atribuidos al calor y la sequía

Según expertos de la ENEE, las cifras de demanda y de déficit de potencia firme reflejan que la estatal eléctrica se verá obligada a aplicar cortes en varios sectores del país por varios factores, entre ellos el sobrecalentamiento de las líneas de transmisión.

El informe de demanda y de potencia firme del CND indica que de lunes a viernes de esta semana, la demanda supera 1,600 megavatios a partir de las 8:00 de la mañana, baja a un promedio de 1,500 megas los sábados y a 1,400 los domingos.

Con relación al déficit de potencia firme se acentúa a partir de las 5:00 de la tarde por la falta de generación del parque solar, el que tiene una capacidad instalada de 510 megavatios con plantas instaladas en Choluteca y Valle, superando este miércoles 302.45 megas.

Para este sábado y domingo, el déficit de potencia firme estimado se reduce y el máximo proyectado en horas de la tarde-noche es de 167 megavatios.

Salomón Ordóñez, asesor en temas energéticos del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), explica que “los racionamientos son por potencia cuando nos acercamos al umbral de los 1,800 megavatios”.

Agrega que hay factores como la ola de calor que han tenido un impacto negativo en la operación del sistema eléctrico y un ejemplo es el Valle de Sula, donde las temperaturas han alcanzado hasta 46 grados.

Funciones y expertos coinciden que reducir la demanda y el déficit de potencia firme se logrará con la llegada de las lluvias, lo que permitirá bajar el consumo eléctrico y aumentar la generación de las hidroeléctricas.