05/12/2022
12:20 AM

Más noticias

Hasta en Nicaragua se habla del barco perdido con frijoles de Etiopía

El diario La Prensa de Nicaragua investigó que la empresa GSI Trading, encargada de traer los granos, no tiene registro mercantil.

Managua, Nicaragua.

El barco con 50,000 quintales de frijol rojo que Honduras compró en Etiopía debía llegar a ese país el 25 de julio, pero fue hasta tres días después de esa fecha que zarpó de allí y llegará a Centroamérica en septiembre.

“El tema fue aclarado totalmente con el Gobierno de Honduras... No hay pérdida de nada, lo que sucedió es que en pláticas fuera de los términos contractuales de la empresa se planteó la posibilidad de poder llevar en fechas más optimistas las entregas”, aseguró Jorge Granera Sacasa, director ejecutivo de la empresa GSI Trading Inc. contratada para concretar la compra.

MEMES: Hondureños se burlan de 'extravío del barco' con frijoles de Etiopía

Granera Sacasa insiste en que no hay ningún incumplimiento de contrato y también atribuye el retraso en el traslado del grano -que el país vecino importó para contrarrestar la escasez- a que el Instituto Hondureño de Mercadeo Agrícola (Ihma) abrió la carta de crédito en “términos y forma en los que se está cumpliendo en el despacho” y no en los que se manejaron mediáticamente.

La semana pasada funcionarios del Gobierno de ese país dijeron que el barco con el cargamento de frijol estaba “ilocalizable”.

Alden Rivera, ministro de la Secretaría de Desarrollo Económico de Honduras, confirmó vía telefónica a La Prensa de Nicaragua que después de varios días sin poder comunicarse con Granera Sacasa y otros funcionarios de GSI Trading Inc. retomaron la comunicación.

“El barco salió el 28 de julio y se espera que llegue con una parte del cargamento entre el 11 y 12 de septiembre”.

Lea: Honduras no sabe dónde están los frijoles que compró a Etiopía

No hay registro

Mientras Rivera dice que la empresa contratada para concretar la compra tiene su sede en Nicaragua, Granera Sacasa justifica la carencia de una oficina o teléfonos a que esta es una empresa panameña, de la que es socio y en la que trabaja, “desde cualquier país dónde se encuentre”, haciendo uso de las herramientas que actualmente otorga la tecnología.

Se limitó a brindar un número de teléfono celular para cualquier consulta con la empresa, que también carece de un sitio web. No obstante, de acuerdo a consultas realizadas en el sitio web del Registro Público de Panamá, la empresa GSI Trading Inc. no se encuentra en la base de datos de esta dependencia, es decir, no está inscrita en el país canalero.

Granera tomó también distancia del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y de la empresa Alba Alimentos de Nicaragua (Albalinisa), que forma parte del Grupo Alba. Pidió no ser vinculado “no porque eso sea malo, sino porque no trabajo en ellas”.

Pero hace dos días, cuando La Prensa lo buscó en las oficinas del grupo Alba, el vigilante dijo que se encontraba en las oficinas de la secretaría departamental del FSLN, donde a su vez pidieron buscarlo en las oficinas de la secretaría del partido, en la que vive y despacha el presidente Daniel Ortega.

Además, cuando se llama a las oficinas del grupo Alba y se pregunta por él, pasan la llamada a las dependencias de Albalinisa. Según Granera Sacasa, desde los años ochenta, muchas personas equivocadamente lo identifican como miembro de instancias del partido sandinista y ahora de las empresas del Grupo Alba. Asegura que la confusión surge porque existe otra persona que lleva su mismo nombre.

“Creo que es un señor que se llama Jorge Granera Berríos y tal vez se refieren a él. No sé si él trabaja ahí, pero estoy investigando y seguro que voy a dar con eso”, afirmó.

Tomado de La Prensa.com.ni