19/08/2022
11:40 AM

Más noticias

El desafío de la maquila es más valor agregado

Los textiles sintéticos y componentes automotrices son productos de creciente demanda en el mercado internacional, sobre todo en Estados Unidos.

San Pedro Sula, Honduras.

La maquila es una de las actividades productivas con mayor potencial de crecimiento y, por ende, clave para acelerar el crecimiento económico de Honduras.

El Banco Mundial (BM) ha planteado al gobierno y al sector privado la hoja de ruta para que la manufactura textil y electrónica puedan competir con productos más sofisticados en el mercado internacional. La industria ligera se ha transformado de un modelo de producción simple a un sector más sofisticado con integración vertical creciente, que impulsa la innovación tecnológica y ha logrado atraer inversión significante, según el BM.

Una característica de la maquila que opera en el país es que en las exportaciones predominan las prendas, con una participación de 80.3%.

Cifras de la maquila

La Asociación Hondureña de Maquiladores (AHM) estima que para este año se captarán alrededor de 500 millones de dólares en inversión, de acuerdo con su presidente Mario Canahuati.

Uno de los primeros grupos en anunciar inversiones para 2022-2023 es GK con 236 millones de dólares.

Al primer trimestre de 2022 la maquila ha captado 142.9 millones de dólares en inversión extranjera.

Un estudio del Banco Central de Honduras (BCH) revela que el año pasado las exportaciones de la maquila alcanzaron 4,979.5 millones de dólares, superando los 3,391.9 millones en 2020.A marzo de 2022 el valor exportado ascendió a 1,387.2 millones de dólares.

Oportunidades

El estudio “Creando mercados en Honduras”, el que fue elaborado por un equipo de expertos del BM, señala que Honduras se está reposicionando para competir en mercados de productos más diversos y complejos, incluidos textiles técnicos, fibras sostenibles y piezas y componentes automotrices.

No obstante, recomienda que se debe enfatizar la producción de telas tejidas y fibras artificiales (por ejemplo, poliésteres, sintéticos y mezclas sintéticas), tanto como prendas hechas con esos materiales. Subraya que eso ayudará a diversificar la mezcla de productos, aumentar la complejidad de las exportaciones y captar segmentos de mayor valor de la cadena de producción.

El estudio apunta que para avanzar el sector textil, los productores hondureños pueden aprovechar sus relaciones comerciales con grandes marcas y cadenas de minoristas. Una colaboración más estrecha con otros países centroamericanos podría aumentar la eficiencia en el subsector de autopartes y permitir que las empresas regionales participen en formas de producción más sofisticadas.

Obstáculos

La maquila textil y electrónica tiene una serie de limitaciones internas para aumentar la producción de bienes de alta demanda en el mercado internacional como Estados Unidos.

Los empresarios de ese rubro identifican que los principales obstáculos son servicios públicos inadecuados (energía eléctrica), la falta de habilidades laborales y el uso limitado de materias primas locales. El Banco Mundial indica que los productores requieren electricidad más confiable, mejor seguridad, más opciones de transporte, mayor acceso a capacitación y mejores servicios de salud para los trabajadores.

Los altos costos de energía y la poca fiabilidad en el servicio se mencionan con frecuencia como un obstáculo clave que frena la expansión de las maquila e impide que las empresas desarrollen productos más complejos y con mayor valor agregado. Boris Weber, representante del BM en Honduras, dice que se requieren reformas para tener sectores económicos más fuertes y sofisticados