Una década llamados a actuar e impactar

La directora de Desarrollo Sostenible de Fundahrse, Arely Maldonado, reflexiona sobre la denominada "Década de Acción"

Arely Maldonado, directora de Desarrollo Sostenible de Fundahrse.
Arely Maldonado, directora de Desarrollo Sostenible de Fundahrse.

San Pedro Sula, Honduras.

En 1999, el ex Secretario General de la ONU, Kofi Annan, en el Foro Económico Mundial hizo un llamado a la comunidad empresarial a unirse: "Propongo que ustedes, los líderes empresariales y nosotros, las Naciones Unidas, iniciemos un pacto mundial de valores y principios compartidos, que darán un rostro humano al mercado global ”.

Esta idea provocó un movimiento.

Al año siguiente, el Pacto Global de las Naciones Unidas se lanzó con compromisos de 44 compañías internacionales, dos organizaciones laborales, 12 representantes de la sociedad civil y seis asociaciones empresariales.

Este fue el comienzo de una iniciativa global de sostenibilidad corporativa inspirado en los principios de la ONU basados en derechos humanos, prácticas laborales, medio ambiente y anticorrupción.

En 20 años, el Pacto Global de las Naciones Unidas se ha convertido en un movimiento con más de 10,000 compañías que se han comprometido a nivel de CEO a defender los Diez Principios y hacer que los Objetivos Globales sean negocios locales.

La próxima década debe ser sobre acción e impacto. 2020 marca el inicio de la "Década de Acción".

Un periodo lleno de oportunidades para ofrecer la visión audaz establecida por la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible: crear un futuro mejor para todos en un planeta saludable.

2019 fue el año más caluroso que hemos tenido, concluyendo así la década más calurosa registrada. Y la tendencia continuará.

Las olas de calor, los incendios forestales, las tormentas, las sequías, las inundaciones y el aumento del nivel del mar amenazan los medios de vida y la seguridad de miles de millones de personas.

El único futuro que tenemos depende de nuestra capacidad para limitar los peores impactos del cambio climático, enfocándonos no solo en la mitigación, sino también en la resiliencia y la adaptación.

Asimismo, los derechos humanos han demostrado ser una fuerza fundamental. Si bien los gobiernos están encargados de promover y proteger los derechos humanos, el sector privado también debe cumplir con las responsabilidades mínimas.

No obstante, los líderes empresariales más progresistas de hoy en día van más allá de los requisitos legales, encontrando mayores beneficios al promover estas actividades.

Las empresas que velan por el respeto de estos derechos universales están enviando una señal a los consumidores, inversores y al público en general de que son una marca confiable y seria sobre la sostenibilidad.

El respeto empresarial por los derechos humanos también se trata de invertir en su fuerza laboral: retener el buen talento, promover el respeto por la diversidad y garantizar la protección de los derechos de los trabajadores.

Es una nueva década: dejemos que 2020 marque la apertura de una nueva era para los negocios sostenibles. No importa el tamaño, el sector o la ubicación de su empresa, el Pacto Global de las Naciones Unidas tiene las herramientas que necesita para ayudarlo a alcanzar sus objetivos de sostenibilidad.

Juntos, podemos imaginar, reiniciar y redefinir la ambición, el liderazgo y la acción para transformar el mundo hacia lo que queremos.

Arely Maldonado es directora de Desarrollo Sostenible de Fundahrse.

La Prensa