Infraestructura digital, clave para alcanzar los ODS

El aumento de la inversión en infraestructura digital genera beneficios económicos y sociales.

Inversión en telecomunicaciones.En el período que abarca entre 2008 y 2017, el sector privado invirtió $3,439 millones, mientras que el sector público solo invirtió $15 millones.
Inversión en telecomunicaciones.En el período que abarca entre 2008 y 2017, el sector privado invirtió $3,439 millones, mientras que el sector público solo invirtió $15 millones.

Tegucigalpa.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) señaló que la inversión en tecnología puede actuar como una herramienta para mejorar los resultados sociales y de desarrollo en un país.

Por ejemplo, el mayor acceso a internet y a la comunicación telefónica puede facilitar el acceso a información laboral y recursos educativos, lo que aumenta la posibilidad de salir del ciclo de la pobreza.

En el informe El impacto de la infraestructura digital en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) se detalla que Honduras es uno de los países que menos ha invertido en infraestructuras digitales: 3,454 millones de dólares (L85,141.1 millones) de 2008 a 2017.

Inversión
Honduras y Bolivia son los países que requieren los niveles de inversión adicionales per cápita más altos de la región para reducir el porcentaje de personas que se encuentran bajo el nivel de pobreza de US$1.90 por día.

Con miras a cumplir con los ODS para 2030, Honduras tendrá que incrementar cerca de un 38% la inversión en infraestructura digital. La decisión de incrementar el desarrollo digital en el país tendrá un impacto directo en el aumento en el gasto de capital, ya que las empresas invierten para aprovechar las nuevas tecnologías. Esta inversión se traducirá en un impulso directo positivo al crecimiento del producto interno bruto (PIB).

LEA: Los mejores consejos al contratar un préstamo para carro

De forma indirecta, la inversión tecnológica elevará la calidad del capital y las habilidades del trabajador promedio, la innovación permite mayor eficiencia y una mejor productividad.

Entre las acciones que recomienda el BID para incentivar la adopción de tecnologías digitales está aplicar políticas para reducir el costo de la compra de servicios de telecomunicaciones, aumentar la disponibilidad de contenido local e implementar campañas de alfabetización digital.

Carlos Martínez, director de Tecnología en la Universidad Tecnológica de Honduras (UTH), expresó que el país está haciendo esfuerzos para desarrollar o implementar tecnologías digitales.

“Podemos empezar con la educación de una generación que implementó una plataforma y la nueva la está utilizando, llevándola hacia un crecimiento, el espacio está allí, está disponible, nuestro crecimiento tecnológico es algo lento, no con la velocidad que realmente debería ser. Los esfuerzos se están haciendo”, mencionó.

El docente explicó que la estrategia para la adopción de la tecnología en Honduras debe empezar modificando los planes educativos, así como que las empresas privadas y el Gobierno deben dar apertura a políticas y adecuarlas hacia una gestión tecnológica.

“La UTH ya empezó catapultando con nuevos planes actualizados y educación con especialización, otorgando certificaciones de alto nivel con Executive Education”, señaló.Martínez comentó que con el desarrollo de la infraestructura digital se puede mejorar la economía del país rompiendo fronteras como con el e-commerce.

“La banca y el Gobierno deben impulsar la implementación de tecnología que permita hacer mercado totalmente en línea, ya que no todos los bancos que operan en Honduras permiten enlaces con plataformas para hacer gestiones de esta índole, cerrando así la puerta y oportunidades”, expresó.

El director de Tecnología, señaló que el Gobierno tiene que crear leyes justas para atraer inversión que permita tener una infraestructura sólida en telecomunicaciones.

“Hay que crear políticas que establezcan estándares para la regulación, crecimiento y calidad, crear una visión global, esta debe ser verdaderamente ambiciosa, debe ser orientada plenamente al desarrollo de todo el universo económico del país”, finalizó Martínez.

Impacto

Según el BID, promover la inversión en el sector de telecomunicaciones es fundamental para aumentar la contribución de la infraestructura digital al desarrollo sostenible.En ese sentido, pueden ayudar a garantizar mejores condiciones para la sostenibilidad agrícola; reducir el ciclo de la pobreza.

También las aplicaciones digitales pueden proporcionar herramientas para mejorar el consumo de agua, tanto en hogares como en la agricultura; pueden suplir la falta de energía limpia mediante la disminución de la intensidad energética y para los países en desarrollo las inversiones digitales mejoran las capacidades del sector industrial.