Más noticias

Las finanzas enfocadas en las mujeres, ¿por qué?

Estudios indican que incluir a la mujer beneficia a las empresas, las familias y el desarrollo.

Inclusión Financiera. A nivel global y nacional se impulsan programas de inclusión para que las mujeres participen más en el sistema económico y laboral.
Inclusión Financiera. A nivel global y nacional se impulsan programas de inclusión para que las mujeres participen más en el sistema económico y laboral.

Tegucigalpa.

El mundo debe centrar su agenda hacia una fuerte participación de las mujeres en las finanzas y la economía para propiciar el desarrollo de los países, según organismos globales y locales. En la actualidad, las mujeres tienen menos presencia que los hombres en el mundo financiero, tanto en el acceso a servicios financieros básicos como en la participación en los directorios de las empresas.

“El 42% de las mujeres en el mundo está fuera del sistema financiero formal, y no tiene una cuenta bancaria u otras herramientas básicas para administrar su dinero”, según el Banco Mundial (BM). En Honduras, los hombres tienen el 55.5% de las cuentas de depósitos en el sistema financiero (5.2 millones de cuentas), mientras las mujeres el 44.5%, de acuerdo con la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS).

En el tema de crédito, el 54.7% se le ha otorgado a hombres y el 45.3% a mujeres.

Por otro lado, el 70% de las mujeres que tienen pequeños negocios no tienen acceso a productos financieros adecuados.

Dato
La Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) impulsa este año un programa de inclusión financiera con enfoque de género para facilitar el acceso de las mujeres a los productos y servicios financieros

Otro de los desafíos es que las empresas y organizaciones del mundo financiero incluyan más mujeres en puestos directivos. Incluso en las economías más grandes y desarrolladas del mundo, la participación de altas ejecutivas en las finanzas es baja porque cerca del 70% de los puestos son ocupados por hombres.

dyn-portadad-100919(800x600)
ALINE FLORES/Comité de Género Cohep. En la mayoría de los casos, las mujeres logran una evolución financiera eficiente para las empresas y las familias.

No obstante, “ahora vemos que más mujeres cada día están en puestos directivos, vemos con mucha satisfacción, por ejemplo, que un número importante de ellas están dirigiendo instituciones financieras, universidades y empresas”, comentó Rafael Medina, director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industria de Tegucigalpa (CCIT). Las mujeres son muy importantes para las empresas y el país, no hay ninguna diferencia en el desempeño de las funciones gerenciales por el género de la persona que ocupa el cargo, a criterio de Medina.

En Centroamérica, las mujeres devengan salarios entre 20% y 50% más bajos que los de los hombres, según la Organización Internacional del Trabajo. Además, 8 de cada 10 mujeres labora en sectores de baja productividad, el 29% no tiene ingresos propios. En Honduras, solo 1.2 millones de mujeres, que equivale al 25% del total de féminas, tienen ingresos, en contraste con cerca de dos millones de hombres.

¿Por qué deben estar en las finanzas?

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible insta aprobar reformas que otorguen a las mujeres igualdad de derechos a los recursos económicos, así como a la propiedad. Esto se debe a que las mujeres tienden a invertir la mayor parte de su dinero en educación, atención de salud y bienestar de los niños.

Estas prioridades no solo fortalecen a las familias, sino que también a las economías.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) recomendó al gobierno de Honduras crear espacio fiscal para aumentar el gasto social, entre otros temas, en programas de género para reducir la pobreza.

“La tasa de repago por parte de las mujeres es más alta con relación a los hombres, realizan transacciones con mayor frecuencia, son más ahorradores, más prudentes con sus finanzas y su comportamiento frente a las obligaciones y deberes son una buena señal para los bancos”, comentó Ethel Deras, presidente de la CNBS. Por otra parte, si se cerraran las brechas de género en el mercado laboral, la pobreza disminuiría entre 1% y 12% en los países de América Latina, según informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal). En Honduras se reduciría hasta un 7%, según el estudio. En ese sentido, los organismos multilaterales y la CNBS impulsan este año programas de inclusión financiera para las mujeres.