Más noticias

La RSE se convierte en una influencia verdaderamente poderosa

El presidente de Fundahrse, Bruce Burdett, insta a los empresarios a tener una visión a largo plazo que permita realizar cambios de gran impacto

Bruce Burdett, presidente de la Fundación Hondureña de Responsabilidad Social Empresarial (Fundahrse).
Bruce Burdett, presidente de la Fundación Hondureña de Responsabilidad Social Empresarial (Fundahrse).

San Pedro Sula, Honduras.

La Responsabilidad Social Empresarial (RSE) constituye un cambio de paradigma para todos, porque venimos de una cultura filantrópica, la filantropía son las acciones que se realizan de forma desinteresada, es decir, la persona que dona o brinda el apoyo, no espera nada a cambio.

Podemos mencionar como caso de éxito a nivel internacional, la Fundación Gates, creada por Bill y Melinda Gates, quienes han trabajado en diversos campos de la medicina, derechos humanos, educación, salud, entre otros.

Tanto la filantropía y la RSE son efectivas, ambas se unen con otras organizaciones que reconocen desafíos y que contribuyen a generar cambios en la esfera mundial y luego las adaptan para crear soluciones al entorno local.

Es elemental que dichas acciones sean pensadas a largo plazo y dichos impactos sean medidos.

Cuando realizamos acciones de filantropía de forma genuina buscamos mejorar la calidad de vida de la humanidad.

La RSE consolida programas, proyectos y acciones que involucren actores comprometidos a ver un problema, encontrar su solución y tomar medidas para replicar su resultado.

Como empresarios debemos tener una visión, un plan a largo plazo que nos permita realizar cambios de gran impacto, de forma sostenible en el tiempo, es eso realmente lo que buscamos en los líderes empresariales de este país.

Con la RSE las empresas humanizan la marca, porque aportan a la sociedad, el medio ambiente y sus partes interesadas.

Si las organizaciones ejecutan actividades involucrando a sus colaboradores, se siembra la semilla en ellos y el interés de generar cambios positivos en el entorno, no solo en su lugar de trabajo, también en sus hogares, sus familias, sus amigos, y otros círculos de convivencia.

Es lo que satisfactoriamente podemos decir que ha sucedido con las empresas miembro de Fundahrse, mayormente las que están reconocidas como empresas socialmente responsables; ellas han sido conscientes de sus impactos negativos y positivos, y han decidido públicamente capacitarse con el fin de ser mejores, incluyendo a sus inversionistas, clientes, proveedores, colaboradores, la comunidad, medios de comunicación, etcétera.

A través de las auditorías internas y externas que realiza Fundahrse para otorgar el Sello Fundahrse de Empresa Socialmente Responsable, observamos que las organizaciones utilizan mucha creatividad al momento de crear sus programas y proyectos, pues tratan de que cada vez, haya más transparencia y ética, sin caer en temáticas ya existentes.

Los directivos de las empresas con prácticas de RSE han creado fidelidad con sus clientes, han aumentado el reconocimiento de marca, la mayoría han identificado áreas de mejora en los procesos, reduciendo costos o teniendo un servicio al cliente más efectivo, los colaboradores desean continuar trabajando en una empresa involucrada en iniciativas positivas, se crea un sentido de comunidad que se refleja en el voluntariado corporativo porque tiene mayor participación.

No podemos dejar de fuera que los inversionistas también desean trabajar con compañías que ya tengan conciencia de la RSE. Y así, la RSE demuestra ser una herramienta de influencia verdaderamente poderosa para hacer cambios tangibles y sostenibles en el tiempo.

Bruce Burdett, presidente de Fundahrse.