Santiago de Chile, Chile.

Latinoamérica se expandirá este año un 5,2%, una cifra que denota un importante rebote desde la profunda contracción de 6,8% anotada en 2020, pero que no alcanzará para asegurar un crecimiento sostenido ni revertir los efectos de la pandemia, alertó este jueves la Cepal.

“Los impactos de la crisis y los problemas estructurales de la región se han agudizado y repercutirán negativamente en la recuperación y en los mercados laborales más allá del repunte de 2021 y 2022”, dijo la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena.

Para 2022, la tasa de crecimiento regional será del 2,9 %, según el organismo dependiente de Naciones Unidas, que había estimado en abril pasado un repunte del PIB para este año del 4,1 %.

LEA: Entre 3.2 y 5.2% oscilará el crecimiento económico, pronostica el Banco Central

Estas tasas de crecimiento, agregó Bárcena, “no son sostenibles y existe un riesgo de retorno a trayectorias mediocres, con insuficiente inversión y empleo, y mayor deterioro ambiental”.

Panamá (12%), Perú (9,5%) y Chile (8%) encabezarán el crecimiento de la región, seguidos de República Dominicana (7,1%), Argentina (6,3%), México (5,8%), Colombia (5,4%) y Bolivia (5,1%).

Los que tendrán un peor desempeño son Cuba (2,2%), Nicaragua (2%), Haití (0,1 %) y Venezuela (-4 %), mientras que los que se encuentran en el medio son El Salvador (5%), Honduras (5%), Guatemala (4,6%), Brasil (4,5 %) Uruguay (4,1%), el Caribe (4,1 %), Paraguay (3,8%), Costa Rica (3,2 %) y Ecuador (3 %).

“De los 33 países de la región, 19 no habrían recuperado el PIB de 2019. Por eso decimos que hay una paradoja porque crecen, pero no es suficiente”, indicó Bárcena.

Con una contracción del 6,8% en 2020 -la mayor en 120 años-, 38,3 millones de infectados y 1,29 millones de muertos, Latinoamérica es la región del mundo más afectada por la pandemia en términos sanitarios y económicos.