Industria de la construcción en Honduras ya está operando en un 60%

La economía se puede contraer hasta un 6.4%, según Incae y Cohep

Toma de temperatura a un constructor en el proyecto del Aeropuerto de Palmerola.
Toma de temperatura a un constructor en el proyecto del Aeropuerto de Palmerola.

San Pedro Sula, Honduras.

El sector de la construcción ya está operando en un 60% a nivel nacional, confirmó la Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción (Chico), casi 30 días después del inicio de las operaciones de esta actividad.

Gustavo Boquín, presidente de la Chico, dijo a LA PRENSA que las empresas grandes y las que están en el sector informal ya empezaron a trabajar. “El cemento es un gran indicador de la actividad de la industria de la construcción; en este momento el cemento se está consumiendo en un 60% y por lo tanto se puede inferir que el 60% de la industria ya se reactivó”, explicó el presidente de la Chico.

Importante
La industria de la construcción emplea a más de 250,000 personas, siendo el segundo segmento más importante para la economía.

Boquín también señaló que en este momento los empresarios medianos del sector, los independientes y la industria de la vivienda están parados y se espera que aproximadamente en un mes puedan estar operando con cierta normalidad.

LEA: Producirán energía a partir de desechos de mascarillas

El empresario explicó que la industria de la vivienda está paralizada porque en los proyectos habitacionales grandes se necesita que el Instituto de la Propiedad (IP) esté funcionando y también se necesita a la banca dando créditos, situación que en este momento no ocurre. “Esperamos que en un mes el sector de la construcción esté operando en un 90 o 100%”, dijo.

Desde este 10 de mayo, la industria de la construcción inició sus operaciones de manera gradual, primero empezó con los proyectos grandes como el aeropuerto de Palmerola y carreteras, seguidamente activaron los proyectos en donde están trabajando más de 150 trabajadores, luego los que tienen más de 50 y por último los que tienen menos de 50 empleados.

Entre las normas aplicadas por las empresas para garantizar la protección de la salud de los trabajadores y prevenir la propagación del virus, están las constantes tomas de temperatura, los procesos de desinfección antes y después de trabajar, estaciones de lavado de manos y el uso de equipo de protección.

La Prensa