"El COVID-19 nos enseñó que no podemos vivir sin agricultores”

El director ejecutivo de la Asociación Hondureña de la Industria de la Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes (Ahsafe), Mario Valladares, reflexiona sobre el rol del agro

Mario Valladares, director ejecutivo de la Ahsafe.
Mario Valladares, director ejecutivo de la Ahsafe.

Tegucigalpa, Honduras.

La actual crisis sanitaria a causa del COVID 19 “nos deja una enseñanza muy importante, no podemos vivir sin agricultores”, dijo el director ejecutivo de la Asociación Hondureña de la Industria de la Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes (Ahsafe), Mario Valladares.

“Podemos vivir sin futbol, sin cine y un montón de cosas pero no podemos vivir sin comida”, agregó Valladares, al tiempo de destacar la respuesta del Estado, a través de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG), "que entendió muy bien y actúo con responsabilidad y diligencia, al dar las facilidades para que el sector no se detenga en la pandemia".

En su criterio, las medidas adoptadas en relación a garantizar precios, mercados, financiamiento y la instalación de la mesa de seguridad alimentaria, con la participación de todos los sectores, involucrados en el campo, han ayudado para que el sector agropecuario, hoy siga de pie.

Aunque también reconoció que existen varios retos por resolver como: seguir aumentando las áreas bajo riego, elevar la productividad en varios rubros prioritarios como el frijol y el maíz.

También consideró que otro reto de las instituciones del Estado es continuar propiciando las condiciones para que el productor se sienta motivado e interesado en seguir produciendo alimentos, brindando las facilidades para obtener un precio de garantía, especialmente a los dedicados a la siembra de maíz y frijol.

El director ejecutivo de Ahsafe, manifestó que Honduras no puede depender de las importaciones, en vista que el país posee todas condiciones agroecológicas para producir sus propios alimentos y de allí todas las medidas de reactivación del agro del gobierno, van dirigidas a ir fortaleciendo el aparato productivo y “nosotros como industria también aportamos a este objetivo”.

Investigación y desarrollo

Ahsafe, representa a empresas nacionales, regionales e internacionales dedicadas a la innovación, investigación y desarrollo de tecnologías agrícolas (semillas, fertilizantes, maquinaria) e invierten miles de millones de dólares al año para darle al productor semillas e insumos de calidad para aumentar su cosecha, resaltó Valladares.

La industria trabaja en la sanidad agropecuaria y precisamente este 2020 la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), lo declaró como el Año Internacional de la Sanidad Vegetal, con el fin de generar políticas y acciones para promover la salud de las plantas, que son fundamentales para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible 1 y 2: Fin de la Pobreza y Hambre Cero.

La Ahsafe es una organización que agrupa a las principales empresas que importan, distribuyen y comercializan productos para la protección de cultivos (productos fitosanitarios), fertilizantes y sanidad agropecuaria.

Entre sus socios se encuentran diversas compañías que se dedican a la investigación y desarrollo conjuntamente con las empresas distribuidoras. Actualmente pertenecen a la asociación once empresas nacionales e internacionales.

La Prensa