Hondutel acumula pérdidas por L59 millones en lo que va de 2019

La empresa estatal promedia unos L15 millones mensuales debido a este desfase financiero

La empresa estatal encara una situación que la podría llevar al colapso.
La empresa estatal encara una situación que la podría llevar al colapso.

Tegucigalpa, Honduras

Con un promedio de pérdidas que promedia casi 15 millones de lempiras mensuales, la Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (Hondutel), parece encaminada al colapso financiero.

De acuerdo con datos hasta el mes de abril, la empresa estatal acumula pérdidas por unos 59 millones de lempiras. Durante el mismo período, los ingresos de Hondutel registran un acumulado de 486 millones, por lo que nominalmente, registra más ingresos que pérdidas.

Sin embargo, la semilla de la futura crisis ya parece sembrada si se toman en cuenta otros factores.

Factores de crisis

Uno de los comportamientos que mayor impacto ha tenido en las finanzas de Hondutel, es la sistemática pérdida de clientes, los que se desconectan del sistema en números cada vez mayores.

Según cifras actualizadas hasta agosto de 2018, a lo largo de los diez años precedentes, la empresa ha dejado de usar unas 370 mil líneas, las cuales pertenecían a clientes que dejaron de utilizar el servicio.

L375 millones en inversiones necesita Hondutel para salir de la crisis.

Cifras proporcionadas por el Sindicato de Trabajadores de Hondutel (Sitratel), indican que un aproximado de 300 mil clientes mantienen activas sus líneas telefónicas fijas y cuya facturación anual es de alrededor de 1,600 millones de lempiras.

Por otro lado, y pese a su situación financiera, Hondutel sigue haciendo transferencias al Estado, lo que reduce el capital disponible para las tan necesarios inversiones que mantengan vigentes sus servicios en el competido mercado de las telecomunicaciones.

A eso hay que sumar los contratos colectivos que prevén aumentos salariales para los empleados, en momentos de estrechez financiera.

Aunque se ha planteado la posibilidad de rescate de la estatal mediante alianza con un socio estratégico, esta opción todavía no se ha llevado a la práctica y, entre tanto, el futuro de Hondutel se mantiene envuelto en un velo de incertidumbre.

La Prensa