Más noticias

Café de Marcala es parte de línea especial de Starbucks

Los bajos precios del grano en el mercado internacional reafirman la importancia de la diversificación para favorecer los ingresos.

El café originario de Marcala, La Paz, es vendido en diferentes partes del mundo.
El café originario de Marcala, La Paz, es vendido en diferentes partes del mundo.

San Pedro Sula, Honduras.

El café de Marcala, La Paz, es parte de la línea de aromáticos de origen único seleccionados por la cadena internacional Starbucks, que incluye granos de regiones de El Salvador, Perú y Colombia.

Hace tres años, la empresa Café Orgánico Marcala (Comsa) recibió la noticia por parte de un intermediario sobre el interés de Starbucks de adquirir un volumen importante de café.

Lea: Marcala, tierra de amistad y café

“Buscaban un café de una calidad alta y que pudiera ser vendido por varios años. Empezamos con 23 contenedores, después hicimos más de 100 contenedores, que fue un volumen importante para ellos y coincidió con que Starbucks estaba desarrollando marcas de orígenes y entre los identificados, resultó Marcala a través de Comsa”, cuenta Luis Rodolfo Peñalba, gerente general de la empresa paceña fundada en 2001.

Con más de 30,000 locales a nivel internacional, la compañía de café fundada en Seattle, Washington, hace 48 años, es un referente en la industria.

La recepción del público con el café originario de Marcala ha sido calificada “como un negocio exitoso” para ambas partes, abriendo espacios para que más caficultores de la zona coloquen su producto con la garantía de tener un mercado seguro.

Además: Honduras se une a plan estratégico para el café de CA

“Este café de origen único es producido por un colectivo de familias agricultoras que cultivan estos granos de manera reflexiva, cuidando mucho el café, el medio ambiente y las vidas de todas las personas involucradas en el proceso. La taza resultante es equilibrada y dulce, con un cuerpo suave y aterciopelado, una rica dulzura de caramelo y un elegante acabado”, refiere la reseña de Starbucks sobre el producto paceño.

Peñalba explica que aún están trabajando por registrar la denominación de origen del café a nivel de países consumidores, para potenciar el nombre de la región caracterizada por aromáticos con cuerpo medio, acidez fina, sabores a frutas tropicales, fragancias a jazmín y un postgusto prolongado y delicioso.

“También nos caracteriza que es una zona grande con la capacidad de producir cerca de 500,000 quintales con perfiles muy parecidos”, agrega Peñalba, quien es tercera generación de una familia de caficultores.

El productor de café enfrenta dificultades por la caída del precio en el mercado internacional. En la sesión del viernes recién pasado de Wall Street, el quintal cerró a 93.20 dólares (L2,291).

“Queremos ser fuertes a partir del negocio del café como nuestra columna vertebral, pero también diversificar para favorecer los ingresos durante más meses del año. Los ingresos que el café nos está generando son relativamente estacionarios, pero el mundo nos da altísimas posibilidades de nuevos productos”, añade Peñalba.