Casi 800,000 jóvenes en Honduras no estudian ni trabajan, según el INE

El 79% de los ninis en Honduras son mujeres y la mayoría pertenece a las zonas rurales.

Jóvenes y adultos esperando transporte en la Gran Central Metropolitana de San Pedro Sula.
Jóvenes y adultos esperando transporte en la Gran Central Metropolitana de San Pedro Sula.

San Pedro Sula, Honduras.

Alrededor de 20 millones de jóvenes en América Latina y el Caribe no trabajan ni estudian, según la investigación Millennials en América Latina y el Caribe: ¿Trabajar o estudiar?

El estudio señala que las principales causas que provocan esta situación son las crisis económicas, la falta de políticas públicas, los problemas de salud y las obligaciones familiares.

LEA: Un estudio sobre millenials rompe el mito de los "ninis" haraganes

Los mayores índices de los denominados ninis se registraron en México (25%), El Salvador (24%), Brasil (23%) y Haití (19%), de acuerdo con un estudio publicado por el estatal Instituto de Pesquisa Económica Aplicada (Ipea) de Brasil.

Los investigadores destacaron la necesidad de inversiones en el entrenamiento y la educación de los jóvenes y sugirieron la adopción de políticas públicas que les ayuden a hacer una transición exitosa hacia el mercado de trabajo.

Realidad

En Honduras, las cifras no son distintas, ya que casi 800,000 jóvenes no estudian ni trabajan, según el último informe de Encuesta Permanente de Hogares de Propósitos Múltiples del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Esto representa el 24.3% de los 3,253,516 jóvenes entre 12 y 30 años que tiene el país.

La encuesta también señala que el 51.9% trabaja y el 23.8% solo estudia.

El economista Guillermo Altamirano señala en el país tanto en la zona rural como en la urbana las mujeres representan el 79% de los “ninis”.

En el caso urbano se identificaron 111,764 hombres y 270,681 mujeres. Sin embargo, en las zonas rurales del país el número de mujeres es de 354,680 y 54,767 varones.

“Las personas que no estudian pierden oportunidades de incrementar sus conocimientos personales y preparación académica básica, lo cual los limita a optar a nuevas oportunidades en la vida y en especial laborales”, dijo Altamirano.

Para el economista, “el Estado debe crear institutos técnicos como el Instituto Nacional de Formación Profesional para buscar que estas personas aprendan algún oficio y se puedan insertar en el aparato productivo del país.”

Altamirano manifestó que los ninis están en una edad productiva que debe ser aprovechada para desarrollar habilidades y que puedan ser autosostenibles y aporten a la sociedad y en especial a su persona y familias.

La Prensa