Agroindustria, la clave para crecer en Honduras

Los representantes del sector privado nacional aseguran que se debe impulsar la transformación de la agricultura tradicional hacia la industrialización

Hacienda ganadera ubicada en el occidente del país. foto: AMíLCAR IZAGUIRRE
Hacienda ganadera ubicada en el occidente del país. foto: AMíLCAR IZAGUIRRE

San Pedro Sula, Honduras

Para que Honduras pueda lograr un crecimiento macroeconómico más acelerado se debe apostar a la transformación de la agricultura tradicional hacia la industrialización de los productos, aseguró Martín Chicas, vicepresidente de la Asociación Nacional de Industriales (Andi).

El empresario dijo que pese al gran potencial que tiene este sector productivo del país, no está creciendo como debería.

“Hace falta desarrollar mucho más este sector. La base está en fortalecer la economía agrícola del país; luego, moverse a la industrial y, por último, a trabajar en el sector de servicio”, manifestó el representante de la Andi.

“Honduras tiene mucho potencial para crecer ahí. El 67% de la población nacional vive en el campo y debemos aprovechar ese recurso”, apuntó Chicas.

Agregó que si se logra industrializar este sector, podría convertirse en el “brazo fuerte” de la economía hondureña.

Cifras agrícolas. Por su parte, German Pérez Destephen, exministro de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG), manifestó que los principales productos del sector agropecuario son café, banano, frutas, hortalizas, ganado vacuno, palma de aceite, acuicultura y pesca.

El experto agregó que actualmente la agricultura aporta más del 13% del producto interno bruto (PIB) nacional, y genera el 34% de los puestos de trabajo que existen en el país.

Además de que representan el 65% de las exportaciones totales hondureñas; “esto sumando los envíos primarios y de agroindustria”.

“Es necesario tener una visión de mediano y largo plazo, y enfocarse en aquellas actividades en las cuales tengamos ventajas comparativas y competitivas, y tratar de dar el mayor valor agregado posible a lo que producimos. También debemos mejorar nuestros indicadores de producción y productividad para poder ser competitivos en el mercado internacional”.

La Prensa