San Pedro Sula, Honduras.

El clásico sampedrano Real España vs Marathón fue suspendido a los 29 minutos del primer tiempo tras lamentables actos de violencia entre aficionados de ambos clubes.

Al minuto 29, el árbitro central Said Martínez determinó parar las acciones debido a la invasión al terreno de juego de cientos de personas que saltaban la malla de seguridad desesperadas para protegerse.

Según primeros reportes, la barra del Marathón llegó al sector de preferencia del estadio Morazán pese a que sabían que el partido era solo para seguidores de la máquina.

En las redes sociales han comenzado a circular diferentes videos y en uno de ellos se ve como comenzó todo desde preferencia.

Además de agarrarse a golpes, los barristas del Real España y Marathón se lanzaron piedras y por varios minutos se vivieron momentos de zozobra.

La presencia policial quedó corta y los elementos de seguridad no se dieron abasto para contener a los vándalos que protagonizaban el casos en el estadio Morazán.