Tegucigalpa, Honduras

Pedro Atala, presidente vitalicio del club Motagua, se convirtió en un héroe anónimo este martes luego de tener el gesto de ayudar a las personas que se transportaban en el avión que se accidentó hoy al final de la pista del Aeropuerto Internacional de Toncontín, capital de Honduras.

La aeronave se accidentó en las cercanías de una de las empresas del dirigente del equipo hondureño, por lo que tras escuchar el estruendo, salió para ir a rescatar a los tripulantes.

'Ayudé con otros civiles a abrir la puerta, el jet es de media escala no es un pequeño, ni grande tampoco, afortunadamente ese avión no produjo una amenaza que todavía podamos lamentar', comenzó explicando Atala.

Y agregó: 'Eran siete personas, una mujer y seis hombres. Este vuelo venía de Austin Texas y todos son de nacionalidad norteamericana, hable con uno de ellos que hablaba español'.

El presidente vitalicio de los azules destacó además el trabajo que realizó el Cuerpo de Bomberos tras el accidente ya que la aeronave comenzó a derramar combustible.

'Hicieron su labor de llegar rápido porque el ala del avión empezó a derramar mucha gasolina por esa zona, pudo haber pasado algo más grave', explicó.

El portavoz del Hospital Escuela, Miguel Osorio, dijo que cinco personas fueron internadas en ese centro asistencial porque sufrieron golpes. Afortunadamente todos están fuera de peligro.

Cabe señalar que no es la primera vez que Pedro Atala participa en el rescate de personas que sufrieron un accidente áéreo.

El 30 de mayo del 2008 un avión procedente de Estados Unidos se accidentó y lamentablemente perdieron la vida siete personas, el máximo jerarca del cuadro capitalino ayudó en el rescate de los cuerpos.