Tegucigalpa, Honduras.

Javier Portillo es uno de los futbolistas que ha sido separados de las filas del Olimpia luego de la eliminación en semifinales a manos del Motagua en el Clausura 2022.

Además del “Pulgarcito” y de la separación del técnico Pablo Lavallén, los jugadores Johnny Leverón, Christian Altamirano, Eddie Hernández y Félix Crisanto también ya fueron dados de baja.

Horas después de su despido, Javier Portillo dio la cara y tuvo palabras de agradecimiento para la institución ya que hizo historia al formar parte de dos tetracampeonatos.

“No tengo otras palabras más que agradecimiento con Osman Madrid, Rafa Villeda, con el profesor Pedro Troglio, porque me dieron la posibilidad de regresar. Estaba en una situación difícil y ellos me dieron la oportunidad cuando más lo necesitaba. Qué más le puedo pedir al fútbol y a Olimpia, nada, solo puedo agradecer a la afición y es un hasta siempre porque el sentimiento por el León lo llevo en la sangre”, comenzó diciendo el lateral zurdo en declaraciones que le brindó al portal Mi Pasión Hn.

Por otra parte, al futbolista hondureño se le consultó si planea retirarse o seguir jugando al fútbol profesional ya que cuenta con 40 años de edad.

Tengo que analizarlo, no pienso en mis 40 años, sino en la capacidad que tengo, si me quería retirar como los grandes, siendo campeón, pero ahora voy a buscar una oportunidad porque no me puedo dar el lujo de retirarme”, declaró Portillo dejando entrever que planea seguir como futbolista.

Inclusive “El Pulgarcito” no descartó la posibilidad de llegar a la Liga de Ascenso de Honduras.

“No le cierro la puerta a nadie, si jugadores que salieron al extranjero no renuncian a jugar en segunda, ustedes creen que Javier portillo diría no a un club de segunda, no señor, mi hija tiene que comer y estudiar”, puntualizó.

El Olimpia anunció en sus redes sociales la salida de Javier Portillo.

Problemas en el vestuario

Javier Portillo también se pronunció sobre la noticia que ha salido en las últimas horas en donde se conoció que se dieron problemas internos en el equipo que al final no supo manejar Pablo Lavallén.

No lo quería decir, pero les diré por qué no salimos campeones, dejamos de hacer cosas dentro del terreno de juego que antes las hacíamos. Lastimosamente no nos ajustó, que problemas internos, si en esto del fútbol, el que no juega siempre estará incómodo y eso es normal. En su momento a mí no me tocaba jugar, cuando regresé al equipo dije que, si me daban 10 minutos, esos 10 minutos iban ser 90, yo me preparaba, luego agarré la titularidad, pero me entrenaba mejor que los que estaban jugando”, indicó.

Y finalizó: “ El que no juegue debe estar incómodo, pero cuando le den la oportunidad tiene que demostrar y diga sin palabra, aquí estoy yo, acá dejamos de hacer cosas dentro del terreno de juego.”