Italia.

Juventus empezó la temporada con una contundente victoria (3-0) ante el Sassuolo, plasmada más en el marcador que en el juego en sí, gracias al argentino Angel Di María y al serbio Dusan Vlahovic, que se encargaron de sentenciar el partido en la primera mitad con un tanto cada uno.

El Sassuolo intentó igualar las condiciones dentro de la cancha, pero esta ‘Juve’ tiene mucha pólvora arriba, y Di María y Vlahovic hicieron mucho daño con muy poco. Justo lo que necesita Allegri para su equipo.

Este fue el primer partido oficial de el ‘fideo’, ante su nuevo público, para desatascar un partido cerrado, con una medio volea con su pierna izquierda que botó lo suficiente para superar al meta del Sassuolo por arriba. Menos de media hora fue suficiente para ver celebrar al argentino en su nueva casa.

Para Allegri, es un jugador que desde que comenzó el partido dejó clara su intención de dejarlo todo con la camiseta de la ‘Vecchia Signora’, presente en todo el campo, bajando a defender, creando la jugada y finalizando.

Otro que volvió a tirar del carro, acostumbrado ya desde la campaña pasada, es Vlahovic. El serbio llegó en enero para ser el centro del equipo turinés y, por el momento, es un continuo generador de peligro y de dudas para las zagas rivales.

El segundo gol, fue fruto de un balón peleado dentro del área por el que Ferrari acabó derribando al ‘9’ juventino. El propio Vlahovic asumió la responsabilidad y sumó el segundo para los suyos desde los once metros.

Mejoró la ‘Juve’ en el segundo tiempo, sobre todo a raíz del error defensivo del Sassuolo que terminó por sentenciar el encuentro. Un intento de salida de balón desde atrás terminó con Di María en la frontal del área solo, que filtró para que Vlahovic pusiera el 3-0.

Tuvo tiempo el argentino para dejar un pase de rabona que levantó el aplauso en el Juventus Stadium antes de retirarse con molestias al banquillo, ovacionado tras un más que completo estreno en Turín.

Fue un día alegre para los aficionados blanquinegros, que regalaron otra ovación a su nueva incorporación, Kostic, cuando saltó al césped para disputar la última media hora por el carril izquierdo.

No fue un partido brillante de la ‘Juve’, pero sí muy sólido en defensa con la jerarquía de los Bonucci y Bremer, y en ataque, con Vlahovic y Di María adueñándose de las ofensivas.

En la segunda jornada, la Juventus visitará al Sampdoria el lunes 22 de agosto a las 12: 45 del mediodía, hora hondureña.