Madrid, España.

El galés Gareth Bale, que aún no está recuperado de sus molestias en la espalda, ha sido descartado por Carlo Ancelotti, técnico del Real Madrid, para el partido del equipo blanco contra el Betis de este viernes y no podrá despedirse en el terreno de juego de la afición madridista en el último encuentro en el estadio Santiago Bernabéu antes de la finalización de su contrato.

Bale entró por sorpresa en la convocatoria de Ancelotti en la víspera del partido, pese a intercalar sus presencias con el grupo y el trabajo en solitario en los entrenamientos en la ciudad deportiva, y finalmente es uno de los descartes que tenía que realizar el técnico madridista.

Sí tendrán la oportunidad de decir adiós al madridismo desde el césped el brasileño Marcelo e Isco Alarcón, que inician el encuentro ante el Betis en el banquillo pero se espera que tengan minutos en la segunda mitad.

El último partido que puede disputar Bale con el Real Madrid será el próximo 28 de mayo en París, en la final de la Liga de Campeones ante el Liverpool. El galés lleva sin jugar para su club desde el pasado 9 de abril, cuando disputó 16 minutos ante el Getafe.

Tras su regreso al club blanco esta temporada, apenas participó en siete partidos y en la única ocasión que jugó en el Bernabéu, en la cita liguera ante el Getafe, fue silbado por la afición del Real Madrid.