29/11/2023
10:59 AM

Fifa tras detención de Hawit: 'Se atraviesa una gran crisis'

  • 03 diciembre 2015 /

El presidente interino de la Federación Internacional, Issa Hayatou, aseguró que la institución necesita nuevas reformas.

Zúrich, Suiza.

Las detenciones este jueves en Zúrich del paraguayo Juan Ángel Napout y del hondureño Alfredo Hawit, vicepresidentes de la FIFA y presidentes de Conmebol y Concacaf respectivamente, 'muestran la necesidad de reformas' en el máximo organismo del fútbol mundial, indicó el presidente interino de la Federación Internacional, Issa Hayatou.

El dirigente camerunés, patrón del fútbol africano, compareció en conferencia de prensa junto a François Carrard, presidente de la Comisión de Reformas de la FIFA.

'La FIFA atraviesa una gran crisis, pero esta crisis es una oportunidad única para emprender el cambio y empezar una nueva era', deseó Carrard.

El abogado suizo habló después de Hayatou, al término de las reuniones del Comité Ejecutivo, que se mantuvieron según el programa previsto pese a las detenciones que sobresaltaron a la organización a primera hora del jueves.

Foto: La Prensa

Hawit se opone a ser extraditado

Seis meses después de una primera operación en Zúrich en la que fueron detenidos siete dirigentes del fútbol, otros dos altos cargos del fútbol latinoamericano fueron arrestados a pedido de Estados Unidos en su hotel de la ciudad suiza, donde se encontraban para participar en esas reuniones del Comité Ejecutivo de la FIFA.

El Comité Ejecutivo aprobó 'por unanimidad' un programa de reformas que contempla principalmente limitar a 12 años los mandatos del presidente de la FIFA y de los miembros del propio Comité Ejecutivo. También se contempla un control reforzado de esos miembros del Comité Ejecutivo y un reequilibrio de los poderes del gobierno de la FIFA.

El paquete de reformas se someterá al voto de las distintas federaciones nacionales en el Congreso extraordinario del 26 de febrero, donde se elegirá también al sucesor del presidente Joseph Blatter.

Pero las reformas de la FIFA, que iban a ser el plato fuerte de la jornada, quedaron eclipsadas desde muy pronto por la operación policial en Zúrich y las detenciones de Napout y Hawit.

Ambos fueron arrestados muy pronto por la mañana en su hotel de lujo en la ciudad suiza. La Oficina Federal de Justicia (OFJ) del país precisó que ambos se opusieron a su extradición a Estados Unidos.