TEMAS DESTACADOS:
Buenos Aires, Argentina.

El club Villa Dálmine rescindió el contrato de 16 futbolistas de su plantel profesional tras una polémica caída 3-1 ante Barracas Central, el equipo del presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Claudio Tapia, en un partido clave en la búsqueda del ascenso a la primera división.

El partido del 15 de noviembre por la Primera Nacional (segunda división), que quedó envuelto en escándalo, le dio a Barracas Central el pase a la primera final del torneo del Ascenso, en la que finalmente perdió con Tigre (1-0).

Ahora el equipo ‘camionero’ tendrá otra posibilidad, ya que jugará un reducido para lograr el puesto en la máxima categoría.

Villa Dálmine difundió en un comunicado una lista de 16 jugadores señalando que “por decisión de la Comisión Directiva (...) no continuarán en el club”.

Aunque a la mayoría se le terminaba el contrato a fin de año, doce de los 16 futbolistas nombrados fueron titulares o integraron el banco de suplentes en el polémico encuentro.

- Displicencia sospechosa -

Las primeras sospechas contra los jugadores aparecieron en el comentario del partido publicado en la misma ‘Web del Viola, el sitio oficial del hincha de Villa Dálmine’.

“Barracas Central tenía que ganar en Campana (de local) y Villa Dálmine le dio una gran mano para que pueda asegurar su lugar en la final. Si bien se sabía que el Guapo (Barracas central) llegaba como favorito, el Violeta jugó con displicencia y hubo algunos jugadores que tuvieron actuaciones sospechosas”, se leyó en la crónica.

Ese encuentro marcó el “final de una temporada para el olvido para Villa Dálmine, que en esta última fecha perdió la dignidad y tiró por la borda todo lo bueno que venía haciendo en la segunda rueda”, añadió el portal.

El entrenador del ‘Viola’, Marcelo Francini, suspendió la semana pasada una práctica por notar “un malestar dentro del grupo”.

“Desgraciadamente llegan tantas cosas. Tuvimos una semana muy complicada, con muchas presiones. Sigo creyendo en los jugadores. Ahora hay licencia y los dirigentes se juntarán con los jugadores por asuntos contractuales”, dijo el técnico en ese momento.

En un comunicado, la dirigencia que está al frente de Villa Dálmine desde 2001 defendió su trayectoria y ante las versiones de un posible arreglo de los jugadores para dejarse ganar, se dijo “ajena” a todas las especulaciones y destacó que transmite a sus jugadores “los principios de honestidad y transparencia y buena conducta”.

Los jugadores cuestionados, en tanto, grabaron un mensaje para rechazar las acusaciones. “Hay muchas personas diciendo barbaridades sobre nosotros y a raíz de eso hay varios compañeros han sido amenazados de muerte”, dice en el video Gastón Díaz, uno de los que no seguirán en el club, al lamentar que estén “manchando nuestros nombres como jugadores y el nombre del club”.

Líder de un grupo opositor en Dálmine, el exjugador de Boca Juniors José Basualdo se hizo eco de las denuncias: “Me enteré de todo. Hubo una votación entre jugadores para determinar quién iba para adelante y quién para atrás. Insólito. Muy grave todo lo que me llegó. Si es realmente todo como se dice, la verdad es que es muy lamentable que mi equipo esté involucrado en esta situación”, dijo a radio Del plata.

- En carrera -

En medio de la polémica, algunos en el ambiente deportivo cuestionan que Barracas Central siga en carrera buscando el ascenso ya que disputará el lunes la ida de la semifinal del Reducido ante Almirante Brown. La otra semifinal la disputan Ferrocarril Oeste y Quilmes.

“Usemos esta lógica. Si se comprueba que los jugadores de Villa Dálmine fueron para atrás, se debe sospechar de Barracas (el club favorecido). Entonces, cómo es que sigue compitiendo por el ascenso a Primera este club?”, tuiteó el comentarista de fútbol Sergio Rek.

Claudio ‘Chiqui’ Tapia fue presidente de Barracas durante 17 años y actualmente ese puesto lo ocupa su hijo Matías, de 25 años. Otro hijo del titular de la AFA, Iván, es futbolista y capitán del plantel principal de ese club.

El estadio lleva el nombre del directivo de la AFA.