Tegucigalpa, Honduras.

Júnior Izaguirre hizo algo inusual en el primer partido de la final que disputan Motagua y Olimpia en el estadio Nacional. El capitán de los azules erró un penal con el marcador 0-2 en contra de las águilas.

Fue en el minuto 50, el árbitro Héctor Rodríguez pitó una falta en el área de Jhonny Palacios contra Román Rubilio Castillo. Izaguirre tomó el balón y su lanzamiento se estrelló en el vertical, le quedó el rebote, pero su disparo lo detuvo Noel Valladares.

La última vez que Júnior falló un penal fue cuando milita en el Victoria de La Ceiba, antes de pasar al Motagua.