Murió por coronavirus Líber Arispe, leyenda uruguaya y ex entrenador del Marathón

El que fuera técnico del Monstruo Verde en dos ocasiones falleció a causa del COVID-19.

Líber Arispe fue entrenador del Marathón en dos ocasiones.
Líber Arispe fue entrenador del Marathón en dos ocasiones.

Montevideo, Uruguay.

El entrenador uruguayo Líber Arispe, ex técnico del Marathón de Honduras, falleció el jueves en Uruguay a la edad de 75 años luego de haber luchado contra el coronavirus durante varios días.

Arispe, una leyenda en su país, dirigió al Marathón en dos ocasiones: en 1992-1993 y en el campeonato 1999-2000.

En ambas etapas, el charrúa fracasó pese a que en el primer torneo contaba con Nicolás Suazo 'Nicogol' y Vicente Daniel Viera y en su segunda oportunidad con Maynor Suazo, los argentinos Silvio Fernández y Sebastián Rudman, Nigel Zúniga, Hernaín Arzú, Roberto Carlos Mussi, Moisés Canalonga, Pedro Cubillo, Jaime Rosales, Mauricio Sabillón y Basilio Zapata.

Liber Arispe0(800x600)
Líber Arispe es una víctima más del coronavirus.

DEJÓ HUELLA EN URUGUAY

Líber Arispe fue un destacado futbolista y entrenador. Era un lateral de muy buen pie y con llegada al área rival. Fue uno de los jugadores de la hazaña de Defensor Sporting en 1976 siendo campeón de Uruguay cortando la hegemonía de Peñarol y Nacional en la Era Profesional del fútbol charrúa.

Como futbolista, Arispe comenzó en Colón Fútbol Club para después pasar a Defensor Sporting y tener su primera etapa en el club. Luego se fue a Independiente de Avellaneda y volvió a Uruguay para jugar ponerse la camiseta de Nacional, jugó en Club Atlético Cerro y por último regresó al Defensor Sporting para quedar en la mejor historia con la conquista de 1976.

Ya como director técnico, Colón FC le volvió a abrir las puertas para ser el entrenador en 1982. Un año después pasó a Rentistas, donde estuvo en dos oportunidades, luego dirigió al Logroñés de España y también fue asistente de Gregorio Pérez en el Peñarol en la temporada 2002.

'El Bola', como le decía, fue entrenador de un histórico Central Español que se consagró campeón uruguayo en 1984 tras ascender de la Segunda División en una campaña que quedó en el mejor de los recuerdos para los palermitanos.

La Prensa