Messi se sincera: "Bartomeu me engañó en muchas cosas, no sé si me voy o no"

El astro argentino se pronunció sobre su futuro y dejó claro otros temas importantes.

Lionel Messi concedió una extensa entrevista a Jordi Évole, periodista de La Sexta.

Barcelona, España.

Lionel Messi mantiene en el aire su futuro para cuando termine esta temporada, en la cual está "con ganas" después de adaptarse poco a poco a un nuevo vestuario y de aceptar su situación después de quedarse obligado en el FC Barcelona y engañado por el expresidente Josep Maria Bartomeu.

Así lo ha contado el astro argentino en la entrevista con el periodista Jordi Évole de La Sexta. Messi ha repasado la actualidad azulgrana y desveló algunas incógnitas sobre su futuro.

Aseguró que si tiene que abandonar el club azulgrana el próximo 30 de junio le gustaría "que fuera de la mejor manera" y admitió que siempre tuvo "la ilusión" de disfrutar de la experiencia de vivir en Estados Unidos.

ENTREVISTA DE MESSI

Las fiestas navideñas: “Me voy a Argentina, Somos de celebrar con la familia, mi madre está en Argentina, mi hermana. Es un momento donde estamos todos. Pero con este lío es complicado. Ahora no sé cómo están las restricciones. Creo que están en diez personas”.

Papá Noel o los Reyes: “Se celebran las dos cosas. Más Papá Noel pero también los Reyes”.

Regalo de su infancia: “Sí. Siempre era pelota, botines o algo relacionado con el fútbol. Me acuerdo una pelota que se jugaba en el torneo, que era carísima y para nosotros era difícil poder llegar a conseguirla. Pero mi papá y mi mamá hicieron lo imposible para que en Navidad tuviéramos el regalo que queríamos. Luego también una camiseta de fútbol, de Newell’s. Pero en general siempre se portó bien Papá Noel”.

Dijo que sí a la entrevista cuando perdió contra el Cádiz y la Juve: “Cuando me dijiste de hablar por Internet de la pandemia… No soy de opinar de cosas tan serias. No me gusta mucho. Prefiero hacerlo en mi círculo privado. Pero soy un hombre de palabra, dije que iba a darte la entrevista y vamos a hablar de lo que sea”.

Tiene ganas de hablar: “Sí”.

¿Qué le hace levantarse del sofá? “Cuando empecé a dedicarme a esto, la pasión o el hincha de dentro lo dejé de lado. Lo que me hace levantar del sillón ahora son mis hijos, que tengo que andar corriendo detrás de ellos”.

Deportistas a los que admira: “Rafa Nadal, Federer, LeBron… En todos los deportes hay un deportista que destaca y es admirable. Cristiano, en el fútbol… Admiro todos los deportistas que destacan y dejan todo por dar el máximo”.

Juega a la PlayStation: “Jugué mucho, pero desde el nacimiento de Thiago dejé de jugar. Antes estaba todo el día. Después cambió. Y ahora que empieza a jugar Thiago, empiezo a jugar con él. Me empiezo a enganchar otra vez”.

¿Siempre juega con Messi o se ha puesto a jugar con Cristiano?: “Con cualquiera. El que elige equipo es Thiago, pero he jugado con otro equipo que no es el Barça. Con cualquiera”.

¿Qué siente por la camiseta del Barça? “Todo. Siempre lo dije. El Barcelona es mi vida. Llevo acá desde los 13 años. Crecí tanto en el club como en la ciudad. Llevo más tiempo viviendo en Barcelona que en mi país y aprendí todo. Crecí y el club me formó como jugador, como persona. Yo siempre dejé todo por el Barcelona y tengo una relación de amor porque es lo que viví desde que llegué acá”.

Messi La Sexta01(800x600)
Messi durante la entrevista con Jordi Évole de La Sexta.

Cuando se toca el escudo al celebrarlo no es postureo entonces: “No soy mucho de hacer postureo y lo que me sale me sale en el momento, porque lo siento. Si no, no lo hago”.

¿Cómo está Messi?: “Bien. Hoy por hoy estoy bien. Es verdad que pasé muy mal todo el verano, de antes del verano, por cómo terminó la temporada, luego vino lo del burofax y todo eso…. Y después lo noté un poco durante el comienzo. Hoy me encuentro bien, y con ganas de pelear en serio por todo lo que tenemos por delante. Ilusionados, el club está pasando por un momento complicado a nivel de club y equipo, se hace difícil todo lo que rodea al Barcelona, pero estoy con ganas”.

La economía del Barcelona: “Es un momento difícil para el club. El club está realmente mal, muy mal y va a ser difícil volver a estar donde estábamos”.

Atención permanente: “Yo no me manejo por postureo. Soy como soy y tengo las relaciones que tengo y hago lo que me sale del corazón y cómo me siento día a día. Lo que sale sale. Y no puedo pensar en qué opina cada uno porque si no me vuelvo loco. Mucha gente habla sin saber, cada vez más. Hoy puedes decir una mentira que no pasa nada, queda ahí y la gente se lo cree. La gente consume y se cree todo y no siempre es verdad”.

EL SUFRIMIENTO DE LEO

Ha llorado últimamente: “Por tema deportivo no lloré pero si sufrí muchísimo. Y después por otros temas sí que lloré. Prefiero no entrar en detalles. Pero por tema deportivo sufrí muchísimo”.

Su llegada a Barcelona con 13 años: “Fue un momento difícil, dejaba todo con 13 años y venía a un lugar que no conocía a nadie y por mi personalidad me cuesta entrar…”.

Le marcó: “Sí, fue una experiencia importante que me ayudó a crecer. Era tímido y me hice más. Me hice un caparazón y no me entraba nada. Era pensar en lo que quería, conseguir mi sueño, enfocarme en los entrenamientos y partidos y poco a poco fui haciendo amistades. Estuve encerrado y ya de por sí era así y me hice más. Me cuesta mucho compartir las cosas, sobre todo las malas, soy de guardarme todo y comerlo solo, no expresarlo y pasarlo solo”.

Hacían bromas con Bartomeu y su parecido a Nobita: “Sí, había alguno. Yo pocas veces le dije nada. Yo no lo decía”.

Gente se acerca a usted por ser quien es: “Para ese tema soy difícil. Tengo mi gente, soy muy selectivo a la hora de elegir con quién estar. Creo que siempre lo pude ver o intuir y siempre me manejé con los míos”.

Hace una vida normal: “Muy normal es mi vida. A veces aburrida. Me he levantado por la mañana, desayunamos, me voy a entrenar, vuelvo, como con Antonella, vamos a buscar a los niños y estamos con ellos. Cuando volvemos, ya son las 8, cenamos y nos vamos a la cama. Poco más”.

Va al Mercadona: “A veces he ido, no siempre pero alguna vez sí. Es más, me gusta ir al súper. Pero no voy de seguido”.

Va a un mercadillo: “A eso no porque se junta mucha gente y es complicado. Meterte en lugares con mucha gente se hace difícil”.

Son conscientes del sufrimiento social que hay hoy en día: “Sí, estamos al tanto. La gente se piensa que vivimos en una burbuja, que no sabemos lo que está pasando, que ganamos mucho dinero y no nos importa nada y es mentira. Vivimos la realidad como cualquier otro. Cada uno es como es y cada uno lo sigue de una manera u otra. Me gusta informarme y ver qué está pasando”.

Algo que le molesta de ser Messi: “Soy un privilegiado por lo que me tocó vivir, por lo que vivo. Pero a veces me gustaría ser anónimo y poder disfrutar de ir a un mercadillo, ir al cine, al supermercado sin que nadie te mire a ver qué hacer y tener 300 ojos mirándote a ver qué haces. Siempre soy muy agradecido por el cariño que recibo pero hay momentos que me gustaría pasar desapercibido”.

Su familia era pobre: “No, pero era de clase media baja. No me faltó de nada y vivíamos bien, pero no teníamos lujos”.

Cuánto dinero tiene: “Sé lo que tengo, lo que hago y lo que no hago. Estoy al tanto de todo”.

Volvió antes el fútbol que la educación: “Eso no nos corresponde a nosotros. Nos dijeron que había que jugar, y jugamos. Y creo que le hizo bien a la gente que estaba confinada, el poder distraerse con el fútbol. Fue una distracción para la gente”.

Campos vacíos por la pandemia: “Horrible, extraña esa sensación. Todo muy frío, es feo, la sensación es muy mala y debe ser raro viéndolo. Creo que por eso se están viendo también los resultados que se ven, todo hace que se iguale más. No es lo mismo que vengan al Camp Nou a reventar a que salga el equipo y no haya nadie. Se ven partidos igualados, más feos. Todo es diferente”.

Los exprimen: “Lo que importa es jugar y cumplir con los contratos televisivos, patrocinadores y lo que se pueda y no se piensa en el deportista. Se mira más por el interés económico que por el deporte o el juego”.

Cómo lleva eso, se sienten utilizados: “Nos gusta jugar, entrenar y lo hacemos. No sé si utilizados o no, pero nos gusta lo que hacemos y disfrutamos. Por lo menos yo”.

LA MUERTE DE MARADONA

Recuerda dónde estaba cuando murió Maradona: “Estaba en casa, me llegó un mensaje de mi papá y puse la tele y me enteré de todo. Una locura, no lo podía creer. Sabíamos que Diego no estaba bien pero nadie imaginaba eso. Fue algo terrible. En ese momento una locura”.

¿Se imagina un funeral de usted como el de Maradona? “No lo imagino ni quiero pensarlo. Pero era normal por lo que fue Diego, lo que hizo por Argentina, lo que siente el argentino por él… Era de esperar que fuera una locura así porque se merecía todo”.

Piensa en la muerte: “No”.

No le tiene miedo: “Sí, pienso qué pasará cuando ya no esté más, cómo seguirá, qué habrá, cómo quedarán mis hijos, mi familia… Pero no mucho, intento de que sean pocas veces”.

Camiseta de homenaje a Maradona: “Me la regalaron la gente de Newell’s y la tenía guardada. Me pareció que era el momento de hacerlo así”.

Sabía que iba a marcar: “Sí y eso que últimamente no podía concretar ocasiones. Pero ese día fui sabiendo que tenía que hacer el gol y cuando menos lo busqué apareció el gol y lo pude celebrar y dedicárselo”.

Jugadora que se dio la vuelta en homenaje a Maradona: “Cada uno es libre de hacer lo que quiere. No todo el mundo le haya gustado Maradona, seguramente a nivel deportivo y lo que hizo en el fútbol a todo el mundo, pero en su manera de vivir a unos les gustará y a otros no”.

Posición política: “No me gusta hablar de política y dar mi opinión. Sí veo e intento escuchar a todos y aprender. Me gusta hablar con los míos y opinar pero en círculos cerrados. La política se convirtió en algo muy raro. Más que partidos políticos parecen equipos de fútbol. La gente se hace fanático de uno y hay peleas. Si eres de uno tienes que pelear con el otro. Pero yo no lo veo así. Quiero lo mejor para mi país, que la gente que menos tenga pueda vivir bien y no sufra y que levanten el país”.

Se define de alguna manera: “No, sólo quiero que estén bien las cosas y saquen el país adelante sin robar y sin hacer cosas raras”.

Por qué lleva tan mal perder: “No sé. Desde pequeño, siempre fue así. Perdía y lloraba. Soy muy calentón y en la calentura no pienso y hago y digo lo que me sale y después me arrepiento. Pero soy así, no me gusta perder”.

EL 8-2 DEL BAYERN

El 8-2 del Bayern fue lo peor: “Para todos, por cómo se dio el partido. Por perder, fue un momento duro por cómo se perdió. Veníamos arrastrando un año muy difícil, podíamos perder pero no así”.

Ansiedad: “No juego para ser el mejor del mundo o que lo digan, sino para ganar y para dar el máximo a mi equipo y dar lo mejor. No para lucirme y que digan que soy el mejor”.

Ir al psicólogo: “Tenía que haber ido y no fui nunca. Me cuesta dar ese paso sabiendo que lo necesito, incluso me insistieron para que vaya, pero soy una persona que me guardo todo para mí, no lo comparto y no di el paso. Sé que lo necesito por lo que hago, por el día a día, por lo que me toca hacer, que me haría bien pero no lo hago”.

EL BUROFAX Y BARTOMEU

Volvería a mandar el burofax: “Sí, es una manera de oficializarlo. Yo lo venía diciendo en los últimos seis meses, le dije al presidente que me iba, que me ayudara. Y él siempre que no y no. Era una manera de decir que me quiero ir en serio, era una manera de hacerlo oficial al club y que lo sepan”.

La gente le dijo desagradecido: “Sí porque escuchaba decir que con todo lo que me dio el club y tal. Soy muy agradecido a todo eso, amo el club, mi ciudad. Siento que le di todo al club y que todo lo que me dio el club me lo gané y me lo merecía. Después llegó un momento en que pensaba que había cumplido un ciclo, que necesitaba un cambio, que mi cabeza necesitaba salir de todo esto. Sabía que este año iba a ser de transición, de gente nueva y yo siempre quería seguir luchando por conseguir más títulos, por volver a pelear por la Champions, la Liga y sentía que era el momento del cambio. Quería irme y quería hacerlo bien. Pero el presidente no quiso y empezó a filtrar cosas para parecer que yo era el malo de la película, pero estoy tranquilo”.

Pensó en la afición: “Fue una decisión dificilísima de tomar, fue horrible. No era fácil tomar esa decisión, no creo que haya mejor ciudad que esta para vivir a nivel de lo que hay aquí, mi familia no se quería mover. Pero sentía que era lo mejor para todos, para el club, para mí, yo necesitaba salir porque se había cumplido el ciclo. No tenía que haber sido tan drástico”.

Despido de Suárez: “Yo ya lo había decidido, pero me pareció una locura lo que hicieron con él. Se fue gratis, pagándole los años de contrato y se le dio a un equipo que iba a pelear por lo que nosotros”.

Bartomeu: “Me engañó en muchas cosas y durante varios años.

Cuándo decidio irse: "No hay un clic, es todo un camino. Uno conoce bien a este club. El último año fue duro. Antes también había sido difícil por cómo habíamos quedado eliminados de la Champions”.

Pleito: “Si iba a juicio tenía la razón y me lo había confirmado, pero no me quería ir a así del Barça”.

Hacienda: “No sé si me investigan más o no. Tuve un problema con Hacienda y se solucionó. Me quejo del trato porque fue desmesurado lo que viví. También el trato de la prensa madrileña, sobre todo. También una parte de la catalana. Muchos pasaron por lo mismo y no tuvieron el mismo trato”.

Guardiola: "Con Guardiola hablamos de cómo nos van las cosas, pero no de si nos vamos a encontrar. Tiene algo especial. Te decía exactamente dónde estaba el partido. Tuve la mala suerte entre comillas que tuve a Guardiola y Luis Enrique, los dos mejores. Tenerlos tan rápido hizo que yo creciera muy rápido".

¿Quién manda en el vestuario, es Messi?: “Se viene diciendo mucho tiempo. También se dijo en la selección que yo ponía técnicos y que jugaban mis amigos. Es algo que me molesta que se digan porque muchos lo dan por hecho. La gente se cree todo lo que sale en el diario y muchos se creen que pongo jugadores y entrenadores, que hago fichajes y está lejísimos de la realidad”.

Con Koeman hay proyecto: “Se le dio con Koeman una seriedad y una idea de lo que pretende y lo que quiere para su equipo y de lo que quiere para el club. Sí fue un gran acierto y está haciendo las cosas muy bien. Es difícil porque hay mucha gente nueva y jóvenes pero poco a poco el equipo va creciendo”.

Carlos Tusquets, presidente de la Comisión Gestora del FC Barcelona, dijo que en verano hubiera vendido a Messi: “Hoy por hoy no hace falta que diga eso porque ya pasó y él no estaba y más un presidente que es un gestor y que no tiene nada que hacer. Lo que pasó pasó y no tenía que haber revuelto el tema porque no nos hace bien a nosotros como equipo”.

Candidato favorito en las elecciones: “No, prefiero no posicionarme con ninguno. Si dicen que manejo el club imagínate si digo que quiero tal presidente. Ojalá que quien gane sea lo mejor para el club y que pueda cambiar la situación. No será fácil por cómo está el club. Ojalá el que gane haga bien las cosas para volver a poner el club que tan grande es donde se merece y que hoy por hoy no está”.

Algún candidato le ha llamado: “No hablé con ninguno. Primero tienen que ganar y una vez que sea presidente empezará a manejar las cosas como uno quiere”.

Si uno le dice que trae a Xavi de entrenador, ¿se queda? “Ya te dije, que sean las elecciones y que gane quien tenga que ganar. Y en junio se verá. No lo sé”.

NEYMAR Y RELACIÓN CON GRIEZMANN

Si le dicen que tienen apalabrado a Neymar. ¿Se queda? “Va a ser difícil traer jugadores porque no hay dinero. Hay que traer varios jugadores importantes para volver a pelear por todo, hay que pagarlos. Traer a Neymar debe ser carísimo”

Igual se baja la ficha: “Y al PSG cómo pagas el traspaso. La situación es difícil para el presidente nuevo, va a tener que ser inteligente y ordenar todo. Y hacer cambios para que le vaya bien”.

Neymar dijo que el año que viene iban a jugar juntos: “No sé si dijo eso. Habría que preguntarle por qué lo dijo. Hablamos de vez en cuando. Mantenemos la relación”.

Con Suárez habla todos los días: “Sí, casi todos los días”.

En su grupo de WhatsApp han hablado del futuro: “No, la última vez hablamos del sorteo, que no queríamos al PSG y supongo que ellos no querían al Barça, somos un equipo respetado por la historia”.

Su mejor amigo en el vestuario: “Me llevo bien con todos. Pero con la gente que lleva más tiempo en el club por tanto años de convivencia. Pero quedan pocos de casa”.

Relación con Griezmann: “Es buena, no tengo problemas con él. Es mentira lo que se dijo que no quería su fichaje. La relación es buena, tomamos mate juntos a veces. No hay nada”.

SU FUTURO

Sobre su futuro: “No tengo nada claro hasta que termine el año. Esperaré a que termine la temporada. Lo importante ahora es pensar en el equipo, terminar bien el año y no distraerme en otras cosas”.

No quiero que se vaya: “Sé que hay mucha gente del Barça, el hincha, que todavía me quiere y que quiere que siga. Sé que hay muchos que después de lo que pasó no están así pero haré lo mejor para el escudo y para mí. Lo que me diga el corazón y la cabeza. Me voy a quedar a vivir aquí y quiero volver el día de mañana a estar en el club de alguna manera porque es lo que quiero y es lo que siento por el club. Intentar aportar”.

Ha dicho que quiere volver el día de mañana. Quiere decir que se va a ir: “Siempre tuve la ilusión de poder disfrutar y vivir en Estados Unidos, de jugar esa liga y vivir allí. Después, si pasa o no, no lo sé. Por eso dije que me gustaría venir a vivir a Barcelona”.

Premier, liga francesa… “No sé lo que pasará. Estoy centrado en lo que tenemos, aprovechar para luchar por lo que se pueda y no pienso en cómo terminará el año porque hoy por hoy no sería bueno que yo diga lo que voy a hacer porque no lo sé”.

Está más feliz ahora: “Sí. Me costó porque no estaba en el lugar donde quería estar y me costó adaptarme al vestuario porque hay mucha gente nueva. Los que me rodeaban no había ninguno, o pocos. Hay poca gente de la casa y eso hace que tengamos diferentes culturas y eso hace más difícil unir a un vestuario. Pero a poquito lo vamos haciendo”.

En el Madrid no va a acabar: “No, imposible”.

Y en el Atlético: “No, tampoco”.

Qué le diría al aficionado del Barça: “Que no sé si me voy a ir o no y si me toca irme me gustaría irme de la mejor manera. Y si me voy me gustaría volver algún día y trabajar en el club aportando para que sea mejor. Que no pasa nada, que el Barça es mucho más grande que cualquier jugador, incluyéndome a mí y que ojalá el presidente que venga haga bien las cosas para volver a alzar títulos”.

No quiere ser técnico, desea otro papel en el Barcelona cuando se retire. “Haré algo relacionado con el fútbol, aunque no un entrenador. No me veo de técnico, pero sí me gustaría ser director deportivo y ahí sí traer los jugadores que yo quiera".

“Es una historia de amor de muy chiquito con el club y la ciudad. Termine lo que termine no tiene por qué manchar todo lo que he vivido en mi carrera. Siempre todo se supera y ya veremos el final”.

“Ojalá termine este año de mierda que nos ha tocado vivir y poco a poco salgamos de esta situación”.

La Prensa