El día que "Maní" Suazo anotó un gol en el derbi sampedrano

El ahora kinésiologo del Marathón ha perdido la cuenta de cuantos clásicos disputó.

Gustavo 'Maní' Suazo, kinésiologo de Marathón. Foto Delmer Martínez
Gustavo 'Maní' Suazo, kinésiologo de Marathón. Foto Delmer Martínez /

San Pedro Sula, Honduras.

Cuando el clásico sampedrano no era tan clásico, Gustavo "Maní" Suazo, imperecedero kinésiologo de Marathón, ya era parte de estos partidos. La memoria le falla. Ya no recuerda en cuántos estuvo, aunque comenzó su andar en el fútbol allá por 1963.

"No habían bailado su mamá y su papá para hacerlo a usted, es más ni se habían echado el cuento". Con esta frase soltada entre sonoras carcajadas quiere reflejar el tiempo que tiene involucrado en este derbi.

Con los verdes ha estado en dos etapas. Desde 1991 a 1995 y la segunda de 1998 hasta la fecha. "Ya se imagina cuantos clásicos pude haber tenido, hasta la cuenta he perdido. He participado en todos los campeonatos de Marathón".

Mani Suazo0(800x600)
"Maní" Suazo habló en rueda de prensa. Foto Delmer Martínez

Miren que Suazo ha estado en muchos derbis y dice que, "cada partido trae su morbo, ahora ambos equipos han despegado eso dará lugar para un bonito clásico. Será una fiesta deportiva y ojalá se eviten todas las riñas y broncas".

Al son de las bromas, muchos dicen que en la década de los sesenta los aficionados de la Máquina andaban en la paila de un carro. "Maní" no lo confirma, pero reconoce, "Real España ha crecido mucho en afición, se puede ver cuando el equipo juega en estadio Morazán, que es muy apoyado por la gente".

RELATOS

Suazo tiene muchas historias relacionadas a este partido y compartió con nosotros dos de ellas. "En el 1991 yo trabajé con Real España. El finado Flavio Ortega me llevó para que lo fuese a apoyar en la cuadrangular. La directiva de Marathón me cedió el permiso y afortunadamente salimos campeones", recordó.

Mani Suazo01(800x600)
"Maní" Suazo dando un masaje a Mario Berríos. Foto Delmer Martínez

También recuerda el día que anotó en el clásico sampedrano. "En una Feria Juniana, no recuerdo bien el año, Marathón solo tenía 10 jugadores. La mayoría se habían ido de vacaciones. El técnico era el peruano Delgado y me dijo que le hiciera el favor de tomar un uniforme para completar los 11 jugadores", nos dice.

Cuenta que entrenaba de vez en cuando así que no se la rajó al desafío. "Yo le dije si era para defender a Marathón me ponía los botines, ganamos 2-1. Yo hice un gol y el otro lo hizo "Moncho Cano".

Quizás por la emoción de la anotación, las cosas no le salieron como esperaba después del juego: "Al final ese gol de salió caro porque me robé una cipota y me fui tres días al "tavo" (cárcel)".

Si tiene que recordar un clásico, pues es uno muy cercano, en la final del Torneo Apertura 2008. "El tecnico era Manuel Keosseián, le ganamos a Real España con gol de Mario Berríos. Ese lo disfrute mucho".

Don Gustavo Suazo tiene 66 años y a veces lo asaltan las dudas. "A veces uno piensa si el que viene será el último, hace como 30 clásicos que me vengo preguntando. Espero que pueda estar unos 30 más", finalizó.

La Prensa